El lugar más frío del universo está en Alemania: se alcanzan las 38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto

El Cold Atom Lab (CAL) es la primera instalación en órbita que produce nubes de átomos "ultrafríos", que pueden alcanzar una fracción de grado por encima del cero absoluto: -459ºF (-273ºC), la temperatura más fría que puede alcanzar la materia y en la que los átomos detienen su actividad por completo.
Gota de hielo.
Pitsch / Pixabay
Gota de hielo.
Pitsch/Pixabay - JPL NASA

38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto. Esa es la temperatura que han conseguido alcanzar en un laboratorio un grupo de científicos alemanes, la temperatura más baja que se ha podido obtener en la historia. 

De hecho, a esta temperatura, los átomos detienen su actividad por completo. Esta relación entre la actividad de los átomos y el frío tiene que ver con que la temperatura no es más que una forma de medir la vibración de las moléculas, por lo que cuanto más se mueven las moléculas, mayor es la temperatura. 

Teniendo esto en cuenta, el grupo de científicos ha conseguido la temperatura más fría de la historia, haciendo que el movimiento molecular se detenga por completo en el valor de cero absoluto, llegando a una temperatura de -273,15ºC. 

Así se publica en la revista científica Physical Review Letters, donde se explica todo el proceso llevado a cabo por los expertos para conseguir esta baja temperatura en el laboratorio, algo que está relacionado con el condensado de Bose-Einstein (BEC). 

De hecho, esa temperatura límite se dio cuando los científicos de la Universidad de Bremen, en Alemania, tomaron una nube de aproximadamente 100.000 átomos de rubidio atrapados en un campo magnético y los enfriaron 2 mil millonésimas de grado Celsius en una cámara de vacío, creando el conocido condensado de Bose-Einstein (BEC), como indican desde Techradar.

Este hecho ya batía todos los récords, pero los investigadores quisieron ir más allá y simularon las condiciones del espacio profundo utilizando una torre de caída libre de 120 pies de altura. Al soltar la cámara de vacío y encender y apagar rápidamente el campo magnético, esta entró en un estado de microgravedad, con una actividad molecular casi nula, llegando a la temperatura de 38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento