Alba Carrillo pide la expulsión de su madre, Lucía Pariente, de 'Secret Story': "Ya me ha costado una amiga"

Lucía Pariente, Sandra Pica y Alba Carrillo, en 'Secret Story'.
Lucía Pariente, Sandra Pica y Alba Carrillo, en 'Secret Story'.
Mediaset

Telecinco emitió este martes Secret Story: cuenta atrás. La gala, presentada por Carlos Sobera, resultó especialmente dura para Alba Carrillo. La hija de Lucía Pariente llegó a dejar de asistir a los programas al no tolerar lo que consideraba favoritismo por Adara Molinero desde la organización

Sin embargo, se reincorporó unos días después tras pedir disculpas, un discurso muy lejano al que mantuvo este martes la modelo. Carrillo se quejó a lo largo de toda la noche de que hicieran una gala especialmente complicada para su madre en un momento en el que estaba nominada.

"¿Por qué tanta premura, sabéis que se va el jueves?", le dijo a Sobera, que recordó que la semana anterior ocurrió exactamente lo mismo con Antonio Canales, quien se enfrentó a la sala de la verdad y, dos días después, se salvó de la expulsión.

Además de afear los contenidos de la gala, Carrillo gritó en muchas de las conexiones con La casa de los secretos, haciendo que concursantes como su madre o Cristina Porta la escucharan desde plató. Pero la cosa no quedó ahí. La colaboradora de Sálvame se mostró especialmente dolida en lo pertinente a la que era su amiga, Isabel Rábago.

Entre lágrimas le llegó a Carrillo el turno de hacer el contraalegato, que consistió en decir quién quería que fuera la próxima expulsada y los motivos. De manera inaudita, la joven dijo que quería que el público echara a su madre, pues veía que no estaba disfrutando del concurso.

La modelo tampoco perdió la ocasión de lanzarle una puñalada verbal a su amiga, Isabel Rábago: "A mí este programa ya me ha costado una amiga", dijo, impasible. "No te acerques a Isabel, disfruta mucho de los que son tus amigos de verdad ahí. Aunque para algunos esto no es más que un juego, para mí sí lo es" añadió, abatida.

Por su parte, la aludida aseguró estar muy sorprendida y justificó haber nominado a Pariente diciendo que no hacerlo sería injusto de cara a los participantes con los que tiene mejor relación. Cabe destacar que tanto el contraalegato de Terelu Campos como el de Elena Rodríguez, defensoras de Rábago y Molinero, respectivamente, fueron para echar a Lucía Pariente.

Esta respondió bastante contrariada a las palabras de su hija: "Me esperaba las palabras de mi hija, y creo que el único problema que tengo es que quizá nadie se haya escondido detrás de mí, pero yo me he equivocado protegiendo a demasiada gente. Enseñé mis cartas demasiado pronto, quizá ahí fuera se esté viendo algo que yo me he perdido", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento