Por qué no deberías ducharte cuando hay tormenta

Las duchas son comunes y normalmente escasas, por lo que no deberías extenderte demasiado en ellas. Lo más probable es que haya alguien esperando a que tú termines para poder asearse también.
Imagen de la 'alcachofa' de una ducha.
Pixabay/tookapic

Existe el debate entre expertos en salud e higiene acerca de lo conveniente que es o no ducharse a diario. Pero más allá de la frecuencia y lo bueno o malo que son para la piel, existe una circunstancia bajo la que no deberíamos ducharnos.

Aunque algunos lo consideran una leyenda urbana, sí que es cierto que durante una tormenta eléctrica deberíamos evitar ducharnos o darnos un baño, entre otras recomendaciones de seguridad.

Tal y como recoge Gizmodo, el Servicio Nacional Meteorológico de los Estados Unidos, recomienda oficialmente en su guía sobre tormentas evitar bañarse o ducharse durante una tormenta.

Pero no sólo debes posponer tu higiene personal durante una tormenta, sino que también debes evitar actividades como fregar los platos. El motivo es que si cayera un rayo en tu casa, las tuberías pueden conducir la electricidad y si estás bañándote o fregando, puedes electrocutarte.

En el mismo sentido, también se recomienda desenchufar los aparatos eléctricos cuando la tormenta está sobre tu casa, porque si cae un rayo puede ocurrir una sobrecarga, estropear para siempre los aparatos enchufados o incluso que se produzca un incendio.

Precisamente por este motivo también se recomienda que durante la tormenta eléctrica, permanezcas en la medida de lo posible alejado de estos aparatos eléctricos, para evitar accidentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento