Corinna planeó entregar al rey emérito el 30% de los ingresos provenientes de un fondo Hispano-Saudí si ella moría

Corinna zu Sayn Wittgenstein, en un evento en Nueva York en 2014.
Corinna zu Sayn Wittgenstein, en un evento en Nueva York en 2014.
GTRES

La examiga de Juan Carlos I, Corinna Larsen, planeó en el año 2007 que los gestores de un fideicomiso denominado Peregrine, desde Nueva Zelanda, entregaran al rey emérito el 30% de los ingresos provenientes del Fondo de Infraestructura Hispano Saudí en el caso de que ella muriera, según consta en los Papeles de Pandora y han anunciado La Sexta y El País.

Según señala la misiva, que está sin firmar, la consultora alemana expresó su deseo de que tras su muerte los activos del fondo Peregrine Trust se distribuyeran "a partes iguales" entre sus dos hijos. Además, entre los beneficiarios, añadió a continuación a "Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón, nacido el 5 de enero de 1938, residente en el Palacio de la Zarzuela de Madrid".

"Deseo que los fideicomisarios consideren distribuir a Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón el 30% de todos los ingresos provenientes únicamente del Fondo de Inversiones Hispano Saudí. Tras la liquidación del Fondo de Inversiones Hispano Saudí, Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón ya no debería ser considerado beneficiario del fideicomiso", detalló Corinna.

Los documentos, sin firmar, se crearon el 27 de marzo de 2007, catorce días antes de que se registrara en Guernsey, paraíso fiscal de las Islas del Canal, el fondo hispano saudí impulsado por ambos países. Por su parte, el abogado de Larsen asegura que esos documentos son falsos.

Personajes públicos y líderes mundiales

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) ha publicado este domingo los Papeles de Pandora, una serie de documentos que mostrarían cómo destacados personajes públicos, líderes y antiguos líderes mundiales como Vladimir Putin, Abdalá de Jordania, Andrej Babis o Guillermo Lasso tienen activos en paraísos fiscales.

Los documentos filtrados podrían impulsar casos por delitos de corrupción, blaqueo de capitales o evasión fiscal, aunque en su mayor parte son prueba de operaciones totalmente legales a las que recurren los ricos y poderosos para crear empresas para comprar propiedades.

Entre los nombres citados está el rey Abdalá de Jordania, quien ha adquirido importantes propiedades en Reino Unido y Estados Unidos por un valor de más de 80 millones de euros. Desde que llegó al trono en 1999 habría comprado 15 casas en Malibú (California, Estados Unidos) o Londres.

Los abogados del monarca aseguran que estas propiedades se adquirieron con fondos particulares y que también se destinan a proyectos para la ciudadanía. Así, han defendido la compra de propiedades a través de empresas pantalla por motivos de privacidad y seguridad.

También aparece el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y seis familiares que tienen en propiedad una red de empresas en paraísos fiscales o el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, cuyo entorno posee empresas por valor de millones de euros en paraísos fiscales.

En el caso del presidente ruso, Vladimir Putin, los Papeles de Pandora revelan propiedades en Mónaco mientras que el primer ministro checo, Andrej Babis, un multimillonario, no ha declarado una empresa que posee dos mansiones de 12 millones de dólares en el sur de Francia.

En el caso de Babis la revelación podría tener consecuencias políticas inmediatas, puesto que su partido, Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO, "Sí" en checo) es el favorito para las elecciones legislativas del 8 y 9 de octubre.

También el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, tiene testaferros que tienen en propiedad empresas en paraísos fiscales, igual que el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, que cuenta con una fundación en Panamá que hace desembolsos mensuales a su familia.

Otro de los nombres que aparecen es el del presidente azerí, Ilham Aliyev, y su familia, acusados de expoliar las riquezas de su propio país. Según la investigación, el entorno de Aliyev ha comprado propiedades en Reino Unido por más de 400 millones de libras (unos 467 millones de euros). Una de las propiedades de Aliyev se vendió a la Casa Real británica con un beneficio de 31 millones de libras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento