Qué ocurre realmente cuando nos tragamos un chicle

Captura del vídeo que explica qué ocurre cuando nos tragamos un chicle.
Captura del vídeo que explica qué ocurre cuando nos tragamos un chicle.
YOUTUBE

Es muy probable que, siendo niños, nuestros padres nos advirtieran seriamente del peligro de tragarnos un chicle, con argumentos como que se nos podía adherir al estómago o tardar siete años en descomponerse.

Pero la realidad es muy distinta. Un vídeo en el canal de YouTube del Instituto de Anatomía Humana explica, por medio de Jonathan Bennion explica qué es lo que ocurre en realidad.

En el vídeo se explica que el chicle o la goma de mascar no puede atascarse en el estómago. Sí que es cierto que no se descompone, porque es impermeable a todos los ácidos que genera nuestro sistema digestivo.

Pero como explica Jonathan Bennion, nuestro estómago es especialista en hacer movimientos para mantener activo el proceso de la digestión, por lo que el chicle recorrerá todo el sistema.

Pasará por el intestino delgado y el intestino grueso, aunque estos dos órganos, que también segregan fluidos que ayudan a la descomposición de los alimentos, siguen sin acabar con el chicle.

Finalmente, el trozo de goma de mascar sale junto a la materia fecal al cabo de dos o tres días después de haberlo ingerido. Por lo tanto, no pasa nada si nos tragamos un chicle, aunque como advierte el vídeo, si lo hacemos en exceso si que podemos tener problemas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento