Aragonès admite que la negociación será "dura y compleja" y que exigirá "concreciones y avances"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.
Caputura de pantalla de TV3

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha admitido "posiciones muy distantes en los puntos de partida" en referencia a las reivindicaciones de referéndum, amnistía y autodeterminación que plantea el Govern en la 'mesa de diálogo' con el Gobierno. Aún así, el president Aragonès se ha mostrado convencido de que "la mesa de diálogo es el camino".

Aragonès ha explicado que -durante la reunión de una hora y 50 minutos- ha trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la posición de la delegación catalana que se basa defender el referéndum, la amnistía y la autodeterminación. 

Ha defendido Aragonès que "nuestra posición es clara: la amnistía para acabar con la represión, que no ha cesado; y el referéndum para que el futuro de Cataluña lo decidan los ciudadanos de Cataluña". 

En este aspecto el presidente catalán ha defendido que "el referéndum que planteamos es sobre la independencia de Cataluña y lo hemos de decidir los catalanes. Eso demuestra que las posiciones están enfrontadas" ha dicho en respuesta a la argumentación de Pedro Sánchez que ha asegurado que "lo que sea de España, lo vamos a tener que decidir todos los españoles, no solo una parte".

Ante estas discrepancias, el presidente catalán se ha mostrado convencido de que "la mesa de diálogo es el camino". Y ha añadido que se requerirá "tiempo y perseverancia. Más allá de los plazos lo importante son las concreciones, los resultados. Necesitaremos concreciones y avances más que plazos muy exactos", ha asegurado.

Referéndum y amnistía 

El presidente de la Generalitat ha explicado que durante la reunión con el presidente del Gobierno ha defendido la posición de la Generalitat a favor de un "referéndum de independencia en Cataluña". Aragonès ha argumentado que el "referendum es la propuesta más inclusiva, porque permite a todo el mundo expresar su punto de vista. Como en Escocia" ha dicho. 

Ahora bien, ha defendido la necesidad de que este referéndum sea acordado con el Estado para que "el reconomiento de la comunidad internacional": "Un referendum porque la democracia une, la democracia fortalece".

El segundo punto irrenunciable, ha dicho Aragonès, es la amnistía de los "represaliados" por el proceso independentista. Aunque ha dicho que "reconocemos que los indultos han sido un paso, un gran paso", desde Cataluña la demanda, ha reiterado, es la "amnistía". 

"El reinicio" del diálogo

El presidente de la Generalitat ha reiterado durante su comparecencia que "hoy estamos ante un reinicio del proceso de negociación", una expresión que ha repetido en direrentes ocasiones con la intención de poner en valor la reunión que ha mantenido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palau de la Generalitat. 

En este sentido ha defendido que con la reunión de este miércoles "hemos constatado que estamos ante un conflicto de carácter político que se ha resolver por la vía política": "Hoy empieza un periodo de trabajo duro porque la solución es compleja", ha zanjado. 

Ausencia de Junts

Tras el rechazo de los miembros que proponía Junts para acudir a la mesa de negociación por no ser parte del Govern, el presidente Aragonès ha pedido "unidad de acción" y ha hecho un llamamiento a "fortalecer y recuperar las alianzas que no han situado aquí (al independentismo)". 

Aragonès a recordado que "hoy estamos aquí gracias a la fuerza de la sociedad catalana" y llamado a reconstruir la unidad. En este sentido, ha recordado a Junts que su "voluntad es ampliar los miembros de la delegación catalana " con los miembros de Junts "con las condiciones que expresé ayer".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento