Los talibanes piden cooperación a la comunidad internacional frente a la crisis humanitaria en Afganistán

El portavoz Talibán, Zabihullah Mujahid ha asegurado que "el Emirato Islámico no busca venganza contra nadie, queremos asegurar que Afganistán no es un lugar de conflicto nunca más. No queremos repetir ninguna guerra". Así, en la primera rueda de prensa de los talibanes tras la conquista de Kabul, han tratado de mandar un mensaje de concordia y respeto por los derechos de la mujer.
El portavoz Talibán, Zabihullah Mujahid, en una fotografía de archivo.
EFE/STRINGER

El portavoz principal de los talibanes, Zabihulá Muyahid, ha solicitado este lunes la colaboración de la comunidad internacional para salir de la difícil situación económica y humanitaria en la que se encuentra Afganistán, agravada en las últimas semanas con la llegada de los islamistas al poder.

"El mundo debería cooperar con nosotros. Se ha mantenido la seguridad en el país y la gente está en problemas económicos; la comida y las medicinas son escasas", ha reclamado Muyahid ante la agencia DPA.

Muyahid también ha dado la bienvenida al último movimiento de Naciones Unidas, que este lunes celebra una conferencia internacional de donantes con el objetivo de recaudar unos 600 millones de dólares (509 millones de euros) y evitar una nueva crisis humanitaria en Afganistán ahora que los talibanes han llegado al poder.

"Estamos a favor de incrementar la asistencia internacional a nuestra gente y nuestro país y damos la bienvenida" a esta iniciativa, ha señalado Muyahid, quien ha prometido que los talibán actuarán con "transparencia" en lo que respecta al destino de estas ayudas.

Según estimaciones de la ONU, serán necesarios unos 606 millones de dólares de cara a diciembre para evitar que la situación humanitaria se agrave considerablemente, si bien muchos países han expresado su preocupación sobre cómo se invertirá esta cuantía ahora que los talibán se encuentran al frente del país.

Sin embargo, muchos países se han mostrado reacios ante el temor de que los talibanes vuelvan a dirigir Afganistán como antes de la ocupación de las fuerzas de la coalición internacional, por lo que habrían supeditado el envío de ayuda humanitaria a una serie de condiciones.

Las tropas internacionales salieron del país en agosto tras 20 años de despliegue. Los servicios básicos se encuentran ahora al borde del colapso, tal y como indican las agencias de la ONU, que sostienen que la ayuda humanitaria permitiría mantener los servicios sanitarios, el suministro de agua potable y las instalaciones médicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento