El último estadounidense se retira de Afganistán, termina así una guerra de 20 años tras evacuar a 120.000 personas

El último miembro del Ejército estadounidense en tierras Afganas, el comandante Chris Donahue, dejando Kabul
El último miembro del Ejército estadounidense en tierras Afganas, el comandante Chris Donahue, dejando Kabul
US CENTRAL COMMAND
El último miembro del Ejército estadounidense en tierras Afganas, el comandante Chris Donahue, dejando Kabul
US CENTRAL COMMAND / Atlas

Estados Unidos dio por terminada este lunes su misión en Afganistán, tras 20 años de guerra, después de que el último de sus soldados, el comandante Chris Donahue, embarcase en el último de los aviones militares que despegó del aeropuerto de Kabul pasadas las 22.00 horas en España. Un hecho que pone fin a la operación retorno de las tropas y al proceso de evacuación de unos 120.000 civiles y militares de tierras afganas por esta vía, tal y como ha ratificado el jefe del Comando Central de EE UU (CENTCOM), el general Kenneth McKenzie, en una rueda de prensa desde el Pentágono.

"La retirada de esta noche significa tanto el final del componente militar de la evacuación como el final de la misión de casi 20 años que comenzó en Afganistán poco después del 11 de septiembre de 2001", ha indicado en rueda de prensa telemática.

McKenzie ha detallado que el último avión militar estadounidense, un C-17, despegó del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul con el embajador de EE UU en funciones, Ross Wilson y que, pese al repliegue, todavía continúa la misión diplomática para garantizar que más ciudadanos de EE UU y que "los afganos aptos" que quieran marcharse, puedan hacerlo.

El general recordó que fue "una misión que puso fin a Osama bin Laden, junto con sus colaboradores de Al Qaeda". "No ha sido una misión barata. El coste han sido 2.461 soldados estadounidenses y civiles muertos y más de 20.000 heridos".

Desde el pasado 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran Kabul, Estados Unidos ha evacuado a más de 79.000 civiles en varios vuelos militares  desde el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, entre los que hay 6.000 estadounidenses. Junto con los vuelos de la coalición internacional, la cifra asciende a más de 123.000 civiles evacuados.

Estos números no incluyen los más de 5.000 soldados -5.800 según datos del Pentágono de la semana pasada- desplegados en las últimas semanas para asegurar la protección del aeropuerto durante las evacuaciones y que han sido ya sacados del país.

Amenazas y 'blancos'

Pese a completar la retirada, McKenzie ha asegurado que EE UU "siempre" se reservará el derecho a atacar blancos de Al Qaeda o del grupo terrorista Estado Islámico si es necesario.

Washington pone fin así a 20 años en el país, después de iniciar su despliegue en 2001, justo tras el 11-S para quitarle el poder a los talibanes, que ahora han vuelto a tomar el mando y que han celebrado con disparos al aire el fin de la presencia estadounidense en Afganistán. El Pentágono ha reconocido, eso sí, que no ha podido evacuar a todos sus colaboradores.

Los talibán celebran en el aeropuerto la salida de EE UU

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha celebrado este martes desde el aeropuerto de Kabul la "victoria" de la salida de Estados Unidos del país y ha declarado la "independencia total" de Afganistán, al tiempo que ha abogado por mantener "relaciones diplomáticas" con Washington y el resto del mundo.

Los talibán han acudido en la mañana de este martes al aeródromo de la capital afgana. "El Emirato Islámico quiere una relación buena y diplomática con los estadounidenses", ha subrayado Muyahid en una rueda de prensa en el lugar, donde junto a sus acompañantes ha recorrido la pista para remarcar su "victoria", informa la agencia estadounidense Bloomberg.

España mantiene la voluntad de continuar con la evacuación

Por otra parte, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, compareció este lunes en el Congreso en la Comisión de Asuntos Exteriores, donde ha confirmado que el Gobierno no se plantea reconocer al régimen "impuesto por la fuerza" en Afganistán, pero abre la puerta a desarrollar "contactos operativos" con las autoridades para continuar con el plan de rescate de los colaboradores afganos, mandar ayuda humanitaria y garantizar el respeto de los derechos humanos en el país.

Además, Albares ha insistido en que la finalización del operativo de evacuación se hizo porque "dejaron de reunirse las mínimas condiciones de seguridad" aunque el objetivo del Gobierno fue "no dejar a nadie atrás".

Afganistán.

Resolución de la ONU

Asimismo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó esta tarde una resolución pidiendo una zona de paso segura al aeropuerto de Kabul después de la salida de Estados Unidos. Rusia y China se abstuvieron y el documento no recoge textualmente la expresión "zona segura", algo que pedía el presidente francés Emmanuel Macron.

"El Consejo de Seguridad espera que los talibanes cumplan con su compromiso de facilitar el paso seguro de afganos y extranjeros que quieran salir de Afganistán, ya sea hoy, mañana o después del 31 de agosto (último día oficial de la presencia de EE UU en el país), dijo la representante estadounidense en el Consejo de Seguridad, Linda Thomas-Greenfield.

En este sentido, la diplomática gala también subrayó que el texto insta a todas las partes a que hagan todos los esfuerzos posibles para asegurar el aeropuerto y área circundante y crear un paso seguro.

"La protección es una condición sine qua non para garantizar que los afganos que deseen irse puedan hacerlo de manera segura, pero también para garantizar que la asistencia necesaria pueda llegar a todos los que lo necesiten, tanto a través del aeropuerto como por las fronteras terrestres", agregó Estival-Broadhurst.

"La protección es una condición sine qua non para garantizar que los afganos que deseen irse puedan hacerlo de manera segura, pero también para garantizar que la asistencia necesaria"

Thomas-Greenfield también destacó que el texto aprobado implica un "compromiso duradero del Consejo de Seguridad de ayudar a quienes permanezcan en Afganistán" y subraya que "todas las partes deben facilitar asistencia humanitaria" y sin obstáculos para continuar prestando los servicios activos en la actualidad.

Rusia, por su parte, justificó su abstención asegurando que el texto ignoraba sus principales preocupaciones en el país asiático, entre las que citó el lenguaje usado para identificar las amenazas terroristas, así como el daño que puede causar en la economía la huida de cerebros y el bloqueo de activos económicos.

Se repiten los ataques

Por otro lado, el Ejército de Estados Unidos concluyó sus operaciones en el aeropuerto internacional Hamid Karzai (HKIA) de Kabul tras el ataque con varios cohetes registrado esta madrugada, informó la Casa Blanca. Biden, en todo caso, ha asegurado que la labor de la Casa Blanca en la lucha contra el terrorismo seguirá, sobre todo tras el doble atentado del pasado jueves en el que fallecieron 12 soldados.

"El asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y el jefe del Estado Mayor, Ron Klain, han informado al presidente (Joe Biden) sobre el ataque con cohetes en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai." y de que "las operaciones continúan sin interrupción", informó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aunque ya hayan terminado las evacuaciones. Además, este lunes las fuerzas armadas de EE UU provocaron varias explosiones al interceptar cinco cohetes que tenían como destino el aeropuerto internacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento