Cecilia Malmström
Cecilia Malmström, ministra sueca de Asuntos Europeos. WIKIPEDIA

Suecia asumió el 1 de julio la presidencia rotatoria de la Unión Europea, en la que le relevará España. Se enfrenta a retos como el cambio climático, la crisis o la aplicación del Tratado de Lisboa, si es que el 2 de octubre lo ratifica Irlanda. También se hablará de Barroso que, tras el apoyo de los 27 de la semana pasada, probablemente repita como presidente de la Comisión Europea.

¿Qué valoración hace de la presidencia checa?
Estoy impresionada por cómo ha manejado la presidencia, más aún teniendo en cuenta los conflictos internos. Allanó el camino para Suecia proponiendo al presidente de la Comisión para un nuevo mandato, añadiendo garantías jurídicas a Irlanda y estableciendo un sistema europeo de supervisión financiera.

La presidencia sueca de 2001 se fijó como prioridad el pleno empleo. El paro está ahora en el 9,2% (Eurostat de abril). No parece un gran avance.
Efectivamente, es una situación grave y no hay duda de que el paro aumentará debido a la crisis financiera y económica. Durante nuestra presidencia nos enfrentaremos a la necesidad de continuar la gestión de la crisis.

No hay duda
de que el paro aumentará debido a la crisis

¿Qué se puede hacer durante este semestre para sacar a Europa de la crisis?
Los gobiernos tienen que hacer lo posible para preservar una mano de obra cualificada. También tenemos que aplicar políticas activas para facilitar la adaptación de la fuerza de trabajo para tiempos económicos más fuertes. En caso contrario, existe el riesgo de que la gente que ya está parada se aleje del mercado laboral permanentemente.

¿Cómo será la próxima estrategia económica cuando en 2010 acabe la de Lisboa?
Es una cuestión importante que tendrá que tratar la presidencia española. Es fundamental no perder el enfoque de los desafíos a largo plazo: el fortalecimiento de la competitividad de la UE en el mundo, la creación de una economía ecoeficiente y el reto del envejecimiento poblacional.

Sobre las elecciones europeas: ¿Cómo valora una abstención de más del 50%?
Creo que todos los políticos tenemos que reflexionar sobre el resultado. Pero estoy satisfecha de que hayamos roto la tendencia negativa en Suecia.

Todos los políticos tenemos que reflexionar sobre una abstención de más del 50%

¿Cree que dar más poderes al Parlamento Europeo (PE) en detrimento de los países puede aumentar la participación?
Pese a que apoyo que se le den más poderes, por encima de todo es importante comunicar mejor al público el importante papel y la influencia del PE.

¿Cómo ve el futuro del Tratado de Lisboa?
Si los irlandeses votan a favor en el referéndum, es probable que entre en vigor a finales de otoño y Suecia liderará el trabajo para aplicarlo. Si la UE va a gestionar retos importantes como el clima, el empleo y el crecimiento económico, se necesitan nuevas normas.

¿Qué pasa si Irlanda rechaza suscribirlo?
No hay plan B si el pueblo irlandés vota 'no'. Entonces tendremos que vivir con el Tratado de Niza, que es menos democrático y efectivo y que no permite ampliar la UE con nuevos miembros.

Si los irlandeses votan 'no' tendremos que vivir con el Tratado de Niza, que es menos democrático

¿Es democrático repetir una elección hasta que resulte como la UE quiere?
Ratificar el Tratado es una decisión propia de todos y cada uno de los países. Los asuntos sobre los que había recelos ya se han aclarado y el Gobierno y el Parlamento irlandeses están convencidos de que puede presentarse de nuevo.

¿Es Barroso la mejor opción para presidir la Comisión?
Creo que Barroso es el hombre adecuado para la labor. Bajo su mandato, la Comisión ha emitido numerosas e importantes propuestas legislativas. Ha tratado a todos los Estados por igual y ha salido en defensa del mercado interior y el libre comercio en un momento en que hay tendencias hacia el proteccionismo.

El cambio climático es una de sus prioridades. ¿Qué se espera de la Conferencia de Copenhague de diciembre?
Es una cita muy importante. La UE ha asumido el liderazgo mundial en este ámbito. Si logramos llegar a un acuerdo internacional en Copenhague, la UE reducirá sus emisiones un 30% para el año 2020, en lugar del 20% acordado hace un par de años. Pero hay que dar muchos pasos importantes antes de esa cita.

Si hay acuerdo,
la UE reducirá sus emisiones un 30% para 2020

¿Cómo trabajan para el próximo relevo de España?
Tengo excelentes contactos y preveo una colaboración más estrecha durante la presidencia. Cooperamos en muy diferentes campos en todos los niveles: la Estrategia de Lisboa, la posible puesta en marcha del nuevo Tratado, la situación financiera y el clima.