Charlène de Mónaco revela la fecha en la que volverá a casa y evita hablar de los rumores de divorcio

La princesa Charlène de Mónaco, en enero de 2020.
La princesa Charlène de Mónaco, en enero de 2020.
Bruno Bebert / Bestimage / Gtres

El pasado mes de mayo, la princesa Charlène de Mónaco viajó a Sudáfrica, donde reside su familia, para una misión de rescate de rinocerontes. Sin embargo, su estancia se ha alargado más de lo previsto pues, tras sufrir una infección, los médicos le recomendaron que no volara hasta su casa y que fuera paciente para recuperarse del todo.

Pero, lejos de no levantar sospechas, su larga estancia en su tierra natal ha agravado los rumores sobre un posible divorcio de Alberto de Mónaco, algo de lo que ya han hablado, incluso, algunos periódicos internacionales, apoyados por fuentes cercanas a la familia real. Dichos medios afirman que el sucesor del padre Rainero III estaría a punto de presentar los papeles de divorcio. 

No obstante, tras pasar una etapa de silencio, la exnadadora ha hablado ahora  con una emisora de radio local, a la que ha anunciado que no se irá de Sudáfrica hasta finales de octubre. Eso sí, ha evitado mencionar los rumores de separación. 

"Inicialmente iba a estar aquí entre 10 y 12 días, por desgracia, tuve un problema de equilibrio en los oídos, y descubrí a través de los médicos que tenía una infección nasal bastante grave. Así que estoy tomando tiempo para tratar este problema que estoy teniendo", ha contado. 

Esta infección se debe a una operación que tuvo antes de viajar para elevar el seno maxilar, un procedimiento habitual previo a la colocación de un implante, según reveló a otro medio africano

"No puedo forzar la curación, así que estaré en Sudáfrica hasta finales de octubre", ha explicado la mujer de Alberto de Mónaco, que afirma que nunca ha estado tanto tiempo alejada de su familia antes.

Los gemelos Jaques y Gabriella de 6 años, únicos hijos del matrimonio, ya viajaron a Sudáfrica a principio de su viaje y es posible que vuelvan a hacerlo después de que Charlène se someta a una nueva operación. Mientras, como hemos visto en Instagram, se comunican cada día a través de videollamada

La princesa ha asegurado que volverá a pasar por el quirófano pronto para arreglar el desequilibrio con sus oídos que no la permite volar por encima de los 2.000 metros pues supondría un problema para su audición. "Es una cuestión de esperar", se lamentaba en la entrevista. 

Sin embargo, algunas fuentes afirman que esta enfermedad es una excusa para encubrir su ruptura con Alberto de Mónaco y que, en realidad, lo que buscaba del viaje era quedarse allí con su familia. Otras fuentes cercanas a la familia real señalan, por otro lado, que nunca se separaría tanto de sus hijos

Por el momento, lo único que hay confirmado es que se ha perdido una de las fechas más relevantes de su matrimonio: su décimo aniversario de boda. Aunque hizo mención a la especial fecha en sus redes sociales, durante la entrevista solo ha recalcado lo mucho que le entristece no pasar el verano con sus hijos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento