> Sin corazas ni miedos: Terelu Campos, en carne viva

Sin corazas ni miedos: Terelu Campos, en carne viva

  • Se convierte en el personaje destacado de la semana gracias a su posado en la portada de la revista 'Lecturas'.
Terelu Campos, en un programa de televisión de 2019.
Terelu Campos, en un programa de televisión de 2019.
Jesus Briones / GTRES

Terelu Campos abofetea los complejos desde la revista Lecturas. Esta semana se convierte en el personaje más destacado gracias a uno de esos posados imposibles que asoman solo en verano. La presentadora incendia los kioscos al mostrar sus carnes trémulas ante el objetivo certero del fotógrafo. Flash, flash.

Terelu se contonea al ritmo acompasado del disparo, que también retrata a su hermana, Carmen, subida a unas plataformas plateadas que parecen imitación o recreación de un pasaje de Mamma Mia! A pesar de los pesares, Terelu se desenvuelve con soltura, pues afirma que a sus 55 años se siente mejor que nunca. No es extraño tanto gozo ya que, hasta llegar a ese punto, ha tenido que caminar por el borde de demasiados acantilados.

Caídas, sobresaltos y traiciones que le hicieron perder su estatus de presentadora para recalar en el angustioso mundo de la colaboración. Fichaje estrella de la nueva edición de MasterChef, compagina la cocina con su participación en Viva la vida, donde ofrece versiones edulcoradas de las polémicas gruesas que salpican a su familia. Aunque ha sacudido sus prejuicios y está más endogámica que nunca, es de las que prefiere saltar de escándalo a escándalo sin tener que bajar al lodazal.

Enigmática y carismática a partes iguales, muchos coinciden en que la virulencia del cáncer de mama que la llevó a someterse a una doble mastectomía hizo que, en cierta manera, la hija de Maria Teresa Campos se humanizara notablemente. Se notó el cambio en el trato con los demás, en el que sus cacareadas formas soberbias se tornaron más amables, menos distantes.

La Terelu de ahora nada tiene que ver con la que presentaba en las tardes de Telemadrid, y mucho menos con la que ejercía de hada madrina en los programas telecinqueros de su madre. Ni siquiera con la que, de vuelta de un ostracismo injusto, echó el ancla en Sálvame, donde causó rechazo al exigir que su secretaria fuera intermediaria con el equipo. Duraron poco sus ínfulas: pronto entendió que era una más entre tanto destello.

El tiempo pasa y para ella ha sido también el mejor maestro. No solo a nivel profesional, sino también en el terreno sentimental, donde abraza y mima una soledad buscada. Ha perdido el miedo a desnudarse frente a un hombre, pero no tiene ganas ni intención de enrolarse en una relación insatisfactoria.

Parece estar cómoda en esta posición más cerebral y menos pasional

Abierta al amor, pero con una cautela tal vez corregida y aumentada por un pasado agitado, prefiere dormir sola que con su enemigo. En este sentido, sabe lo que es sentirse utilizada, vendida y hasta humillada. Entre sus ex tiene grandes cómplices, como el padre de su hija Alejandra, pero también indómitos enemigos que esperan el resbalón para aplaudir el golpe. Terelu ha aprendido a protegerse y, aunque lleva tiempo siendo otra, parece estar cómoda en esta posición más cerebral y menos pasional.

Protegida por un infranqueable grupo de amigas, las mismas de siempre, se bebe la vida a grandes sorbos, viaja, organiza cenas y ríe a mandíbula batiente. Y, aunque la muerte de su compañera Mila Ximénez ha sido para ella cruz y desaliento, su presencia durante la enfermedad ha sido reflejo de su lealtad y compromiso, dos de sus virtudes más destacables.

Porque si algo tiene la hija de María Teresa Campos es que si la causa lo merece y los sentimientos son sinceros, por un amigo se lanza al vacío sin paracaídas. También por su familia. De hecho, su mayor preocupación recae ahora en su madre y su delicado estado anímico. Intenta pasar el máximo tiempo junto a ella y recordarle que esto de vivir nada tiene que ver con los focos, las audiencias y los aplausos. Ella, más que nadie, sabe de lo que habla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento