María estalla contra Ofelia, que termina entonando el 'mea culpa' en 'MasterChef'

Ofelia y María, en 'MasterChef'.
Ofelia y María, en 'MasterChef'.
La 1

Ofelia está siendo la protagonista indiscutible de la novena edición de MasterChef. Ya sea por su histrionismo, sus dotes culinarias o sus tonteos con Jordi Cruz, la gallega consigue no pasar desapercibida en ninguna de las galas desde que comenzó el reality.

La joven no se caracteriza por tener una muy buena relación con María. La manchega, bastante más sosegada, ha explicado en varias ocasiones que el problema radica en que son dos personas incompatibles. Sin embargo, tras la repesca de María pareció que la cosa había cambiado y que una amistad entre ambas era posible, pero poco han tardado en demostrar que no es oro todo lo que reluce.

 Este martes, La 1 emitió una nueva entrega del talent. María salió victoriosa de la primera prueba, consiguiendo un delantal dorado y un segundo y dudoso premio que consistió en la doble capitanía en la prueba en exteriores. Esto, más que un don, suele terminar siendo un castigo para los capitanes, que acaban desquiciados y el resto de aspirantes quejándose de falta de atención.

 Así pasa en la mayoría de ediciones, y MasterChef 9 no ha sido menos. Entre quejas, rifirrafes y errores destacó Ofelia, que llegó a tomar la decisión de actuar como si no tuviera capitana: "No tengo capitana a partir de ahora, no te hago caso y, si bajo al foso, bajas tú", le dijo.

“Ofelia, no te me pongas por encima, porque cuando tú eres capitana no te gusta que nadie se te ponga por encima, así que respeta un poquito. Me gustaría verte a ti con un delantal dorado, a ver cómo estarías… jugando con cangrejitos, como en el anterior programa. Me has faltado diciéndome que no me ibas a hacer caso siendo tu capitana”, dijo María, visiblemente molesta.

Y es que, ya en la primera prueba Ofelia trató de perjudicar a María, otorgándole uno de los platos más complejos de entre los que le tocó adjudicar, todos de los cocineros con más seguidores en redes del mundo. Sin embargo, la manchega resolvió con creces el desafío, Lemon Pavlova, obteniendo además el delantal dorado.

Eso sí, ya en la fase de expulsión, Ofelia decidió pedir perdón por su actitud en la prueba en exteriores, donde recibió la reprimenda hasta de los jueces por su "pesadez y necesidad de llamar la atención". "Yo no hubiese hecho una capitanía mejor a María, y menos con una como yo en los equipos. Quiero pedir perdón, porque mi abuela decía 'si no sumas, por lo menos no restes. Y yo no estaba restando, yo estaba restando y dividiendo", comenzó.

"No sé si porque era María o porque no controlé mis emociones, y mira que llevo con gestión emocional desde los 11 años, pero pido mil disculpas, me avergüenza totalmente mi actuación de la prueba anterior", concluyó, arrepentida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento