Tomás Gimeno contrató a una detective para espiar a la madre de Anna y Olivia

Imagen de las. declaraciones de la detective.
Imagen de las. declaraciones de la detective.
Atresmedia

Este viernes, La Sexta emitió en su prime time una entrega dedicada al caso de las tinerfeñas Beatriz, Anna y Olivia. Según explicó el propio formato en Twitter, se trataba de un capítulo pensado para avivar la investigación y grabado antes de que este pasado -y trágico- jueves se hallara el cuerpo inerte de Olivia, la mayor de las niñas que fueron secuestradas por su padre, Tomás Gimeno.

El formato exploró, entre otras cuestiones, los antecedentes del caso de violencia vicaria y el perfil del presunto asesino. Este se separó de Beatriz, la madre de las niñas, mientras estaba embarazada de Anna, después de que ella descubriera numerosas infidelidades, según compartió la familia.

El programa desveló que era tal la obsesión de Gimeno con su expareja que llegó a contratar a una detective en julio de 2020 para tener controlados cada uno de sus movimientos. La detective informó a la guardia civil de ello al reconocerle en televisión una semana después de que desaparecieran las pequeñas. 

Además, una persona del entorno habló con el programa y explicó que Gimeno tenía ataques de violencia enormes, llegando a perseguir con un coche a la actual pareja de Beatriz y de pegarle una paliza en un parking, llegando casi a "dejarle tuerto". Según contó una testigo, encontró a Beatriz llorando, sucia y con un bebé (Anna) en brazos. Y es que, esta había intentado separarles.

También explicaron que la pareja no denunció dicha agresión ni ninguna otra porque esperaban no "despertar la furia de Tomás" y pasar por el asunto de puntillas, y que, además de numerosos episodios de humillaciones, rota la relación hubo dos supuestas agresiones físicas por parte de Gimeno a Beatriz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento