Atención a los utensilios desechables de fibra vegetal: son naturales pero no siempre inocuos

Café para llevar.
Café para llevar en un envase biodegradable.
Pixabay

En los últimos años han ganado popularidad los productos elaborados con fibras orgánicas como alternativa al plástico en envases, utensilios desechables o recipientes de usar y tirar. Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un análisis y ha comprobado que en su composición incluyen compuestos tóxicos y nocivos que podrían migrar a los alimentos.

Muchos consumidores optan por productos más ecológicos elaborados con materiales orgánicos, como fibras vegetales, caña de azúcar, hoja de palma o papel. En este sentido, se piensa que "por ser naturales son inocuos, y las alegaciones en sus etiquetados, con afirmaciones 'biodegradables', 'compostables' o 'fabricados con recursos renovables', contribuyen a que esa idea se generalice entre los consumidores", advierten desde la OCU

Sin embargo, lo cierto es que para que estos productos tengan estas propiedades es habitual que los fabricantes "recurran a determinados aditivos" que no son naturales y que pueden contener sustancias nocivas para la salud

Un análisis para encontrar sustancias potencialmente tóxicas

La OCU ha llevado a cabo un estudio en el que han participado cuatro países (Dinamarca, Italia, Francia y España) para analizar 57 utensilios de un solo uso elaborados con tres tipos de fibras vegetales. "Queríamos comprobar si estos materiales incluían en su composición sustancias como bisfenoles, PFAS o sustancias perfluoalquiladas, cloropropanoles, formaldehídos, metales pesados, aluminio, pesticidas y aminas primarias policíclicas", explican.

Todas estas sustancias son tóxicas e incluso algunas "potencialmente cancerígenas", mientras que otras son "disruptores endocrinos" y tienen efectos peligrosos en la salud. Así, uno de los resultados del análisis reveló que más de la mitad de las muestras contenían "uno o más de los compuestos que buscábamos por encima del límite establecido". 

Solicitudes de la OCU para la fabricación de estos utensilios

"Destacan los PFAS, presentes en niveles elevados en 27 productos", advierten. Sin embargo, la OCU no ha detectado bisfenoles ni metales pesados en ninguno de los productos analizados. Aunque solo una cuarta parte de los productos analizados esté libre de compuestos sospechosos, "no debe cundir el pánico porque su presencia en envases de uso alimentario no significa sin más que estas sustancias vayan a migrar", destacan.

Aunque esto suceda, "el peligro no es inminente" para la salud. Lo verdaderamente perjudicial es la acumulación, esto es, cuando se suman las aportaciones de diversas fuentes de la dieta. Por esta razón, la OCU solicita a las autoridades lo siguiente:

  • Establecer normas claras y límites máximos recomendados.
  • Todos los fabricantes deben cumplir con dichos límites y evitar reclamos "ecofriendly" que confunden a los consumidores. 
  • La solución recomendada a los usuarios es "reutilizar y evitar recurrir a productos desechables" que acaban generando residuos de forma rápida.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento