Una niña come en el comedor de su colegio.
Una niña come en el comedor de su colegio. 20MINUTOS.ES

Unos 50.000 escolares de la escuela pública vasca se quedarán este jueves sin comedor debido a la huelga convocada por los monitores que les sirven la comida. Afecta a Infantil, Primaria y Secundaria. Es la tercera vez este curso que las familias se enfrentan a este paro laboral , así que ya tienen preparado un plan para solventar la papeleta.

En muchos de los centros afectados, los padres se han organizado para improvisar comedores escolares en casa. Han formado grupos de niños bajo la custodia de un padre o una madre. Así, cuando terminan las clases, un progenitor va a buscar a su hijo y a otro montón de niños. Les lleva a casa, les da de comer y les acompaña después al centro para asistir a las clases de la tarde.

Este plan será este miércoles uno de los más utilizados en los centros afectados, según explica una de las madres que forman la Asociación de Padres y Madres de la Escuela Pública de Vizcaya (BIGE).

Algunos centros han pedido que los padres preparen un bocata

 

No hay una directriz concreta. Cada colegio ha creado su propia forma de resolver la huelga. Algunos centros han pedido a las familias que preparen a sus hijos un bocata para comer al mediodía. Otros harán horario intensivo para salir antes o directamente suspenderán las clases vespertinas.

En total, unos 80.000 alumnos comen a diario en los comedores escolares de gestión directa de la escuela pública. Se prevé que sean afectados esos citados 50.000 escolares. Gestión directa quiere decir que el servicio lo ofrece una empresa privada contratada por el Departamento de Educación.

Los trabajadores exigen cobrar lo mismo que los funcionarios. También piden tener un mínimo de diez horas de trabajo a la semana y recibir formación sobre su trabajo. Ellos sirven y recogen las comidas, además de realizar actividades con los críos hasta que vuelven a clase.

"Que nos devuelvan el dinero"

Las familias recibirán la devolución del pago del comedor en los días de huelga. El Departamento de Educación anunció ayer que modificará la normativa que rige los servicios de comidas escolares para que no se pague el comedor en los días de huelga. La Consejería se aviene así a retornar el dinero, tras recibir la queja formal de la Asociación de Madres y Padres de la Escuela Pública Vasca, Ehige.

El comedor sale entre 4 y 6 euros diarios. En principio, se espera que las empresas devuelvan el dinero a los colegios, y éstos a los padres.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO