Qué hacer en Madrid este fin de semana: seis planes que no te puedes perder, de Clara Montes al Mirador de la cornisa

Clara Montes
Clara Montes.
Cedida

Las propuestas para este fin de semana incluyen experiencias inmersivas en el arte digital; paisajes salados que se esconden entre la vegetación; las nuevas creaciones del mejor exponente de la canción flamenca; el reencuentro imposible de dos hermanos truncado por la muerte y el exilio; los caminos divergentes a los que fueron obligados los escritores españoles del siglo XX y, para finalizar, una mirada esperanzada al horizonte

Clara Montes presenta en Teatros del Canal el sábado 22 los temas de su próximo disco titulado Retratos, del que sólo conocemos el primer sencillo, Kalima. Han pasado cuatro años desde el anterior álbum (Los amores oscuros), un trabajo muy puro, para voz y guitarra, recopilación de los temas que configuraban una obra de teatro del mismo título sobre García Lorca y sus músicas populares. De hecho, cerraba aquel disco el tema Rubio de Albacete, una mezcla de toná y fandango para voz sin acompañamiento, basado en el poema que Lorca dedicó a un chico manchego del que anduvo enamoriscado poco antes de caer asesinado en aquella maldita cuneta. Esperemos que las canciones que formarán Retratos continúen afianzando a Montes en el terreno de la canción flamenca, donde lleva desarrollando el buen gusto desde sus comienzos discográficos, hace ya más de 20 años. Aunque nacida en Madrid, sus orígenes familiares se hallan en Cádiz y ha vivido hasta en Buenos Aires. La acompañarán en el escenario Rafael Domínguez al cello, José Ruiz "Bandolero” en la percusión y Melón Jiménez a la guitarra.

Exposición de Carmen Laffon en el Jardín Botánico
Exposición de Carmen Laffón en el Jardín Botánico.
Adolfo Ortega

El domingo 23 finaliza la exposición La Sal, de Carmen Laffón, en el Pabellón Villanueva, bella construcción del siglo XVIII inicialmente concebida como invernadero del Real Jardín Botánico. Así pues, será la última oportunidad para visitar la muestra y, de paso, admirar las peonías e iris que rodean esta exposición y están a punto ya de consumirse en el precioso vergel madrileño. La veterana artista ofrece unas variaciones sobre el imponente paisaje de las salinas gaditanas de Sanlúcar de Barrameda, que nos remiten a un desierto en el que destacan pirámides del esencial condimento, o bien creemos estar ante la desolación de la Antártida bajo un cielo plomizo. La composición de algunos cuadros parece conducirnos al terreno de una desnuda abstracción en tonos apagados. Sólo en la parte final de la colección atisbamos algo de vegetación, el azul del cielo y su reflejo en las acequias que circundan los campos, potenciados por la luz natural que llega resplandeciente del Botánico. Afuera hay terraza para tomar un refrigerio en un lugar de lo más agradable.

Instalación inmersiva Space Zero (0, 0, 0)
Instalación inmersiva Space Zero (0, 0, 0).
Cedida

Durante el mes de mayo, la capital está siendo baluarte del arte digital gracias a lMMMAD Festival Urbano de Arte Digital en Madrid. En su programación destaca una experiencia inmersiva en pantalla gigante con el título Space Zero (0,0,0), que tendrá lugar los días 22 y 23 en Taller de Ideas. Se trata de un viaje a través del mundo del video-juego, con simulaciones de océanos y paisajes virtuales en los que convergen terrenos artificiales, objetos, materiales y texturas. Las conexiones sensoriales se desencadenan a través de vívidas inmersiones en la imagen, el sonido y los espacios lumínicos. La instalación estará diseñada y dirigida por Estela Oliva, directora creativa que desarrolla desde hace años proyectos innovadores que conjugan el arte y las tecnologías emergentes. Seguro que esta propuesta supondrá para muchos un descubrimiento de los más vanguardistas caminos del arte digital, además de procurarnos sensaciones muy sugestivas.

'Los hermanos Machado' se representa en el Teatro Fernán Gómez
'Los hermanos Machado' se representa en el Teatro Fernán Gómez.
Adolfo Ortega

En el Centro Cultural de la Villa se representa hasta el día 6 de junio Los hermanos Machado, obra en la que se escenifica el reencuentro imaginario de los poetas Manuel y Antonio Machado, alejados fatalmente por la Guerra Civil. Manuel arrastra el pesar de saber que su familia se ha visto obligada a huir de España mientras él se halla protegido por el bando vencedor. Para mayor infortunio, parte apresuradamente hacia Francia en búsqueda de su hermano menor, pero se lo encuentra ya muerto en Collioure, junto a la madre también fallecida. Antonio entra en escena repetidamente como un aparecido a lo largo de la función, así como varios personajes femeninos interpretados todos ellos por la misma actriz, bajo el afán de resumir la vida de esta familia sevillana con un evidente sentido didáctico. En definitiva, los dos hermanos se adhirieron a los bandos que controlaban sus respectivos territorios empleando aspavientos un tanto embarazosos, aspecto que motiva reproches mutuos en los careos entre sus personajes. Poco parece quedar de la complicidad y moderación que compartieron en los años previos al alzamiento. Carlos Martín, Félix Martín y Olga Gallego defienden sus papeles sobre un mapa de España y una escenografía de gran simplicidad. 

'Las armas y las letras' de Andrés Trapiello
'Las armas y las letras' de Andrés Trapiello.
Adolfo Ortega

Tres poetas han aparecido de una u otra forma en las propuestas para este fin de semana, cuyas vidas quedaron marcadas por la Guerra Civil de 1936: los hermanos Machado y Federico García Lorca. Es por ello que me parece pertinente traer aquí Las armas y las letras, de Andrés Trapiello, libro cuya primera edición data de 1994 y que ha ido creciendo en posteriores revisiones hasta llegar a la más ampliada y completa de 2019. Un estudio que es ya toda una referencia sobre las vicisitudes y quebrantos que la contienda ocasionó en el mundo literario español del siglo XX. Bellamente editado con numerosas fotografías, el libro narra las circunstancias personales que afrontaron los escritores de la época, entre los que se encuentran, como no, los hermanos Manuel y Antonio Machado. Ejemplos perfectos de cómo el azar de encontrarse en una u otra zona condicionó el devenir de los afectados, tomando caminos divergentes por el clima de radicalización extrema que imperaba. Una obra viva, siempre abierta a nuevos testimonios como reconoce el autor, fundamental para comprender la disyuntiva a la que se enfrentaron nuestros escritores, las decenas de historias personales que de ahí surgieron y cómo condicionaron sus carreras literarias. 

El Mirador de la cornisa, en el Palacio Real
El Mirador de la cornisa, en el Palacio Real.
Adolfo Ortega

Las últimas puntadas a estos planes hilvanados las doy en un lugar muy especial: al poco de llegar a Madrid hace ya más de veinte años, quedé fascinado con las puestas de sol que se divisaban desde el patio que une la Almudena con el Palacio Real. En 2007 se iniciaron las faraónicas obras del Museo de las Colecciones Reales (que espero concluyan finalmente este siglo) y esa atalaya quedó cegada por un incomprensible muro de tablas. Así ha permanecido muchos años, demasiados, hasta que al fin quedó abierto recientemente el promontorio, mejorado, acondicionado y ahora bautizado como Mirador de la cornisa. Las rejas diseñadas en 1899 por el arquitecto mayor de palacio, Enrique Repullés Segarra dan acceso libre a esta terraza de lunes a domingo, de 12 a 22 horas, y nos ofrecen la mejor perspectiva de los atardeceres madrileños, que no tienen igual en ninguna capital europea. Y si no es así que alguien diga lo contrario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento