La advertencia de los policías cuando llegaron a detener al Rey del Cachopo: "¿Piensas que somos tontos?"

El Rey del Cachopo al ser detenido, tranquilo: Sí, soy el que estáis buscando
El Rey del Cachopo al ser detenido, tranquilo: Sí, soy el que estáis buscando
César Román 'el Rey del Cachopo', con su letrada en el juicio.
EFE

El juicio a César Román el Rey del Cachopo por la muerte de Heidi Paz, cuyos restos fueron hallados descuartizados y dentro de una maleta, sigue esta semana en la Audiencia se Madrid con la declaración de más testigos, policías municipales y nacionales y bomberos.

Entre los testigos de este lunes ha estado Raquel, la dueña del restaurante de Zaragoza en el que trabajó el acusado en octubre y noviembre de 2018, que ha relatado al tribunal de jurado que le contrató porque su marido y ella necesitaban una ayuda en el negocio y él aseguró que se llamaba José Rafael Rujano Contreras y era venezolano aunque su padre era gallego.

Ha descrito su "destreza cortando y deshuesando piezas de carne", que ella comprobó durante el trabajo en su restaurante entre el 11 de octubre y el 16 de noviembre, cuando fue arrestado, y que no aceptaba bien las críticas y "mentía continuamente".

"Ese es mi cocinero"

Un día estaba viendo la televisión, en concreto el programa de Ana Rosa Quintana que hablaba "de un señor que estafaba y era el posible asesino de su novia", y ella dijo: "Este es el cocinero que yo tengo".

"Mi marido no lo reconoció, otra persona tampoco, pero yo dije que iba a llamar a la Policía porque me parecía que era él, y que si no lo era le pedirá perdón luego... Estaba muy segura de que era él", ha explicado.

Lo estaba a pesar de que su aspecto era diferente al que aparecía en televisión, ya que en ese momento el acusado tenía el pelo rapado y barba.

"Soy el que están buscando"

Así la Policía fue al restaurante el 16 de noviembre de 2018 sobre las 11:30 horas, ya que ella dijo a los agentes que el sospechoso entraba a trabajar a las once, y cuando los policías entraron le preguntaron si él era César Román, a lo que contestó: "Sí, sí, soy el que estáis buscando".

En ese momento preguntó si podía coger sus cosas y los policías le dijeron "si pensaba que eran tontos", ha dicho la dueña del restaurante, que ha asegurado que César estaba tranquilo y que incluso le dio las gracias antes de irse, ya que él no sabía que había sido ella la denunciante.

También ha declarado la mujer que compartió piso con César Román durante las semanas previas a su detención, que ha explicado que un día le recriminó que no recogiera las cosas y él la insultó, se le acercó amenazante, apuntándola con el dedo, y ella se asustó y el dijo que iba a llamar a la Policía, lo que hizo que él se alejase.

Al día siguiente César, que vivía allí con otro nombre, le pidió perdón y ella decidió no denunciarle, porque además fue arrestado al día siguiente.

Durante la sesión de este lunes están declarado policías y un bombero que han reconocido la maleta que les han mostrado en la sala como la que contenía el torso de Heidi Paz. 

Una semana de juicio

El juicio comenzó la semana pasada y desde entonces se han producido escalofriantes testimonios de exparejas y otras personas que han retratado el carácter violento del acusado. El Rey del cachopo ha sido definido como un hombre controlador, celoso, e incluso una mujer recordó que le lanzó una bombona de butano. Otros lo han descrito como un "encantador de serpientes".

Mientras, el acusado ha defendido su inocencia y ha aireado la teoría de que Heidi sigue viva y que los restos mortales encontrados dentro de una maleta en un local alquilado por él en realidad son de otra persona.

Las sesiones seguirán hasta la próxima semana, cuando las partes presenten sus informes y sea el jurado popular el que tenga que decidir sobre la inocencia o culpabilidad del Rey del Cachopo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento