Como el primer día: así son los retratos oficiales del 10º aniversario de la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton

El príncipe Guillermo de Gales y su novia Catalina Middleton contraen matrimonio en la abadía de Westminster el 29 de abril.
Guillermo y Kate en 2011, el día de su boda en la abadía de Westminster.
Toby Melville/REUTERS
Guillermo y Kate en 2011, el día de su boda en la abadía de Westminster.

Parece que no ha pasado el tiempo y sin embargo este mismo jueves 29 de abril se cumple una década desde una de las bodas más esperadas de comienzos de siglo: la que unió al heredero del trono británico, el príncipe Guillermo, con su esposa, Kate Middleton. Fue en la abadía de Westminster, y todas las cámaras apuntaban hacia ellos. Ahora, una única cámara ha sido la que les ha inmortalizado, como conmemoración, en su palacio de Kensington.

La pareja, que desde entonces ha tenido tres hijos (George, Charlotte y Louis, de 7, 5 y 3 años, aunque George y Charlotte están a punto de cumplir años), ha decidido mostrar a través del Instagram oficial un par de retratos oficiales para los que han posado más que sonrientes en los jardines de su hogar. En este caso, como es obvio, no ha podido ser la propia duquesa de Cambridge la autora de las instantáneas, pero quien empuñaba el objetivo ha sido el prestigioso y reconocido fotógrafo Chris Floyd.

En la primera de las publicaciones, el primogénito de Carlos de Inglaterra mira cariñoso a su esposa que sonríe mirando en lontananza mientras mantienen las manos unidas sentados sobre uno de los troncos de sus terrenos, con más vegetación tras de ellos, pues la naturaleza es una de las pasiones que les unen. El título de la imagen es un significativo "10 years".

La segunda imagen, cuyo pie de foto desvela que ambos retratos se han tomado "esta semana, antes del décimo aniversario de bodas del duque y la duquesa", el príncipe Guillermo posa sonriente mirando a cámara mientras su esposa se apoya feliz en su pecho justo frente a la entrada del palacio en el que viven.

Hay que hacer hincapié en que para la ocasión Kate Middleton luce su anillo de compromiso, que perteneció a su suegra, Lady Di, a quien recientemente ya rindió homenaje en el funeral del duque de Edimburgo, así como un homenaje a uno de los viajes que más le impresionaron de los que ha hecho como duquesa.

Se trata de la visita que realizaron a Pakistán en 2019, y por la que ha querido decidido llevar un vestido midi de seda de gasa celeste estampado de flores de la firma Ghost que ya lució en Oriente Medio y que costó alrededor de 125 euros. También aparece con un colgante en forma de flor (el tema de la naturaleza siempre presente) de la marca Asprey y que puede superar los 4.200 euros.

Por su parte, el duque de Cambridge lleva un look prototípico de su día a día, con un jersey de color azul grisáceo que predomina y una camisa cerúlea, así como unos pantalones de azul oscuro, para resaltar entre tanto verde y marrón y combinar con su esposa, a quien conoció en la Universidad St Andrews y con quien incluso llegó a cortar en una ocasión antes de volver.

"El día que conocí, por primera vez, a los [duques de] Cambridge, fue el mismo día que me pidieron retratarles para su décimo aniversario de bodas (...). Ha sido muy emocionante pasar un tiempo con ellos en el palacio de Kensington, sobre todo porque la duquesa es una fotógrafa bastante entusiasta", ha comentado el fotógrafo al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento