Familias del Colegio Cervantes seguirán este viernes con la 'Revuelta escolar' por unos entornos escolares más seguros

Alumnos y familias del colegio Cervantes de Bilbao volverán este viernes a sumarse a la 'Revuelta escolar' contra los coches y cortarán durante una hora el tráfico de la calle Lersundi, donde se ubica la escuela, para reclamar unos "entornos escolares más seguros y saludables", según ha informado la AMPA del centro.
Vehículo circulando por la acera en una calle de Bilbao
Vehículo circulando por la acera en una calle de Bilbao
AMPA CERVANTES

La Revuelta escolar es un movimiento que nació en Cataluña, al que el Colegio Cervantes decidió sumarse en marzo y este viernes realizarán una nueva convocatoria.

En concreto, está previsto que corten el tráfico a partir de las cuatro y media de la tarde y, con la participación de los alumnos, se desarrollarán distintas acciones de carácter lúdico para reclamar unos accesos al colegio "más seguros, con más espacio, menos ruido, menos contaminación y menos tráfico".

Según la AMPA Cervantes, en estos momentos no están garantizado unos accesos "seguros" y, prueba de ello, es lo ocurrido este miércoles cuando un conductor se subió a la acera en la calle en la que se ubica el colegio porque no podía pasar debido a que el autobús escolar estaba parado delante de la escuela.

La asociación de padres ha explicado que diariamente, a la entrada y salida de los escolares, la calle se corta con una valla, de cuya colocación se encargan bien los conserjes del centro o los propios padres del colegio, y solo se permite el paso a los vehículos para dirigirse a sus garajes.

En el momento que ocurrieron los hechos, el autobús escolar estaba parado en la calle porque la parcela que, hasta ahora, tenía reservada para aparcar, está "ocupada por contenedores y unas obras". La AMPA ha señalado que, "como ya ha pasado otras veces, un conductor impaciente se metió por la acera, donde había niños, y circuló hasta su garaje".

La AMPA, que ha denunciado lo ocurrido ante la Policía Municipal, ha señalado que, aunque la calle se corta a la salida y entrada para tener un entorno seguro, se siguen produciendo "estas situaciones de peligro".

"Hay una política municipal de hacer pequeñas inversiones para peatonalizar espacios dedicados a hostelería o restauración y, sin embargo, los centros escolares suelen estar bastante afectados por ruidos y accesos complicados y no se adoptan medidas, salvo que se solicite expresamente y, a veces, a duras penas, cuesta arrancar unos espacios de peatonalización", han añadido.

En este sentido, han lamentado que a las autoridades se les "llene la boca" hablando de cuestiones como la movilidad sostenible, mientras los accesos a los centros escolares siguen siendo "una asignatura pendiente".

DERRIBO DE LA BAM

Por otra parte, con el corte de tráfico de este viernes, las familias del Colegio Cervantes volverán a expresar su rechazo a la decisión del Ayuntamiento de Bilbao de autorizar el derribo de la Escuela de Magisterio (BAM), situada junto a la escuela.

A su juicio, estas obras tampoco permitirán garantizar un entorno escolar "seguro", ya que no se podrá realizar una "ventilación continua" de las aulas, como se recomienda en la actual situación de pandemia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento