María Castro narra cómo está siendo la maternidad de su segunda hija: "Además de madre, soy humana"

Ya queda menos para conocer a la nueva hija de María Castro.
Ya queda menos para conocer a la nueva hija de María Castro.
GTRES

La maternidad es, según algunos, una de las etapas más bonitas de la vida. Sin embargo, para otros, puede convertirse en un camino cuesta arriba en el que no logras ver el final. En este segundo punto se encuentra la actriz María Castro que, a pesar de confesar que es "muy feliz", ha explicado que está agotada.

A través de su perfil de Instagram, la intérprete ha compartido con sus seguidores una fotografía en la que aparece tumbada y bajo la que ha comentado cómo está siendo su experiencia como madre por segunda vez. Olivia, que nació en octubre de 2020 parece tener ganas de dar guerra.

"Y llegó el día en que ya no pude más, y entonces me sentí más humana que nunca", comienza diciendo Castro. "Antes de continuar, quiero aclarar que en el fondo me siento igual de feliz y agradecida con la vida, por mantenernos a todos sanos dentro de esta locura, y habernos regalado dos niñas sanas... así que mi cara, simplemente, es la viva imagen y el reflejo puro del agotamiento", continúa.

"Porque la maternidad es LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA..., eso que vaya por delante, pero tiene sus luces y sus sombras. Muchos sabéis que estamos con un plan de sueño, que este nos ha devuelto la paz a nuestras noches... pero en el "mundo del bebé" nada es matemático ni exacto", expone María Castro.

Así, la intérprete explica que esta semana, a la pequeña Olivia parecía no apetecerle dormir mucho durante la noche y, además, se fijó como objetivo que nadie más en la casa pegase ojo: "Llevamos una semana nocturna complicada... pero es que esta noche... ESTA NOCHE... se ha convertido en la fiesta de los despertares".

Esta noche toledana, como era de esperar, ha tenido consecuencias: "Me he quedado dormida esta mañana. A la mayor la he levantado tan en volandas que la pobre no sabía ni dónde estaba, mi cabeza me latía con tanta fuerza que me reventaba a más no poder mientras yo me vestía ágilmente, dejándome el pijama puesto por debajo y a Olivia... a Olivia ni siquiera se lo he quitado... y así, tal cual, rumbo al cole".

Por suerte, como sucede en otros casos, María ha podido contar con la inestimable ayuda de los abuelos que han llegado al rescate y han permitido que la actriz descanse y pueda echarse una breve siesta durante la mañana. Para terminar, la actriz ha querido recalcar que, además de madre, es humana y merece escucharse más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento