María Castro, tras superar el Covid-19, molesta con la falta de seguimiento a sus padres: "Han pasado diez días..."

La actriz María Castro.
La actriz María Castro.
GTRES

Hace apenas unos meses, María Castro se convertía en madre por segunda vez: su hija Olivia llegaba al mundo entre lágrimas de alegría tanto por su parte como por la de su marido, José Manuel Villalba. Y en este tiempo navideño casi todas sus redes sociales se habían centrado precisamente en disfrutar de tantísima vida que reinaba en el hogar.

Sin embargo, recientemente desaparecía poco tiempo de ellas, reapareciendo en su Instagram hará diez días para confesar que tanto ella como su esposo habían dado positivo por coronavirus y que, aunque estaban bien, iban a guardar la cuarentena necesaria y a cuidarse, que es lo propio.

Este domingo, la intérprete de 39 años explicaba en una publicación en su Instagram, donde tiene casi 680.000 seguidores, que había pasado el Covid-19 y que había aprovechado para sacar a su perro a pasear después de 12 días sin poder salir de la casa.

"¡Qué sensación de libertad más rica! Y por otra parte, qué forma más simple de disfrutar. Doce días de encierro, sí, pero aún así pasearemos 'por la sombra', lejos de los tumultos, y eso sí, disfrutando de cada cosa como el primer día: ese es mi único objetivo", explicaba en el post.

En este tiempo, la actriz de Amar es para siempre o Sin tetas no hay paraíso ha temido por la salud de sus dos pequeñas (amén de Olivia, la pareja tuvo en junio de 2016 a Maia), dado que ambas requieren de cuidados continuos, sobre todo la más joven, por lo que era muy complicado guardar las distancias en casa.

Pero además, Castro se ha mostrado muy cabreada por cómo se ha llevado el seguimiento de sus padres, que son maestros. Para ello ha utilizado las stories de Instagram, donde se ha grabado visiblemente molesta puesto que ambos progenitores empezaron a mostrar síntomas y tuvo que ser ella quien les pagara la PCR (que confirmó que su padre estaba contagiado, aunque su madre por el momento daba negativo) a través del seguro privado.

María Castro ha contado cómo sus padres llevan más de una semana encerrados en su casa esperando una llamada de los rastreadores que no llega, puesto que la aseguradora le ha explicado que desde la compañía tienen la obligación de pasar su información a la sanidad pública para que ellos hagan el seguimiento y se incluyan en el listado de contagiados.

"Alguien se pondrá en contacto para decirte el día que puedes salir a la calle o que no y ver cómo te encuentras de salud, sin embargo han pasado diez días y no han recibido ninguna llamada, podían haber hecho lo que les diera la gana y nadie ha levantado el teléfono para preguntar si están bien", ha estallado la intérprete.

Porque como ella ha detallado, ahora mismo su mayor temor es su padre, dado que en su casa ya se va viendo el final de la enfermedad. "Estamos pasándolo como se puede, ventilando mucho, con mascarilla en casa, durmiendo separados...", ha comentado.

Asimismo, en unas stories posteriores, Castro ha incidido en que el sentimiento principal ha sido el miedo. "A nivel psicológico lo llevábamos con bastante miedo", ha indicado, tanto por todo lo que sabían, como por las noticias que iban llegando, "la gente que se va" o la llamada de su madre, que no llegaba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento