Superdotados: ¿un don o un castigo?

  • Unos 300.000 escolares tienen en España una capacidad mental superior a la media.
  • El 70% tiene problemas de rendimiento.
María Luisa y sus dos hijas, en el salón de su casa de Vallecas (Madrid).
María Luisa y sus dos hijas, en el salón de su casa de Vallecas (Madrid).
JORGE PARÍS

En España hay 300.000 escolares superdotados, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Educación. Sólo 2.000 (0,6% del total) saben que lo son y el resto siguen sin diagnosticar.

Muchos de los que desconocen su don se enfrentan a diario a clases en las que no se les aporta nada, lo que lleva al 70% de ellos a sufrir problemas de rendimiento.

El colegio se convierte en una tortura diaria y pasan a ser el peor enemigo del profesor, que termina aislándolos.

Tras ser considerados "los vagos de la clase", abandonan los estudios con un sentimiento de inferioridad.

Ocurre en casi la mitad de los casos. Pero bien tratados, la historia puede ser bien distinta. Se convierten en genios con ansias de superación. 20 minutos pasó un día en casa de una familia de Vallecas (Madrid). Conocimos a María Luisa y a sus dos hijas, Lucía y Luna Sofía.

Todo queda en casa

Lucía Galguera García tiene 22 años, pero un currículum propio de un adulto. Aprendió a leer sola a los dos años y ahora le falta una asignatura para terminar la carrera de Matemáticas con una media cercana al tres (casi un diez en una escala decimal), es cinturón negro de kárate primer dan, colabora con Cruz Roja los fines de semana y es delantera del equipo de fútbol de su Facultad. Además, domina el inglés y le apasiona la lectura, la pintura, el deporte, la música, el cine... Pero, ¿de dónde saca el tiempo? Su inteligencia es superior a la media (lo que conocemos como sobredotación) y le rinde mucho más su jornada.

"Me gusta ir a clase porque así luego no tengo casi que estudiar y me puedo dedicar a mis cosas", explica esta joven madrileña que sueña con dedicarse a la investigación y dar clase en la universidad.

Me gusta ir a clase porque así luego
no tengo casi que estudiar y me puedo dedicar
a mis cosas

Sin embargo, a su hermana pequeña, de 12 años, Luna Sofía, los estudios no le van tan bien. Ella también es superdotada y empezó a leer y a contar muy pronto, pero tiene otras inquietudes y las notas no son como las de su hermana.

"Está más pendiente de sus animales, sus canciones y de mejorar sus habilidades artísticas que de atender en clase. Espero que con el tiempo se le pase y explote todo su potencial, que sé que lo tiene", comenta su madre.

La sobredotación puede convertirse en una suerte o en un castigo de muy pocos, pero en casa de Lucía y Luna Sofía se ha convertido en un don familiar. Su madre, su hermana, su tía y su primo también son superdotados.

La sobredotación

¿Cómo se sabe que uno es superdotado?

A través de test de inteligencia se conoce el coeficiente intelectual (CI). El método más utilizado es la escala de David Wechsler (a partir de 130 se entiende que se es superdotado).

¿Qué características muestran?

Poseen un conocimiento más amplio y profundo que el resto de sus compañeros, siendo capaces de aprender de una forma más rápida y eficaz. Esto les permite dominar nuevas estrategias con una velocidad inusual. Suelen ser lectores precoces y poseer una gran memoria.

¿Hay algún modo de alcanzarla?

Algunos estudios dicen que las capacidades del cerebro aumentan cuando la información que se recibe está lo menos estructurada posible, fuera de cualquier método educativo. Luego, durante el sueño, el cerebro ordena la información. Se piensa que de esta forma las capacidades aumentan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento