Los españoles confían en las vacunas a pesar de los problemas con AstraZeneca y Janssen: solo un 5,3% las rechaza

Imagen de archivo del proceso de vacunación contra la Covid.
Imagen de archivo del proceso de vacunación contra la Covid.
BIENVENIDO VELASCO / EFE

Los españoles mantienen su confianza en las vacunas contra el coronavirus. Según el barómetro del CIS de abril, publicado este lunes, solo el 5,3% de los ciudadanos las rechaza, a pesar de las últimas noticias en torno a los viales de AstraZeneca y Janssen. El porcentaje de rechazo se mantiene estable, pues en marzo fue de un 5,4%.

Por otro lado, el 70,4% de la población está dispuesta a vacunarse. Este porcentaje ascendería a un 85,4% si tenemos en cuenta que ya hay un 15% de personas vacunadas. En la comparación mensual, el respaldo a las vacunas el mes pasado fue de un 84,5% si sumamos a los convencidos de vacunarse con los que lo harían con condiciones. Hace 30 días, el porcentaje de ciudadanos que ya había recibido el fármaco era de un 5,1%.

De entre los que rechazan vacunarse, un 25,3% lo hace por miedo a los efectos secundarios que puedan producir los fármacos. Esa tasa ha aumentado desde marzo, cuando era de un 20,1%. Ahora, además, hay un 34,6% que se opone a recibir la vacuna porque no se fía de ellas y un 5,2% que considera que no son eficientes. 

Además, hay otro 6% que prefiere "esperar a ver cómo funcionan" antes de decidir si la recibe o no. A esto también hay que añadir a un 3,4% de los ciudadanos que rechazan vacunarse por haber pasado el virus y a otro 2,8% que dicen abiertamente que son negacionistas de la pandemia. Un 1,6%, asimismo, asegura que no se vacuna nunca.

La responsabilidad y la gestión, que sean compartidas

En cuanto a la gestión de la pandemia, la población sigue siendo partidaria de que la responsabilidad sea compartida entre el Gobierno central y las comunidades autónomas: así lo prefieren el 67,8% de los ciudadanos, frente a un 16,2% que quiere que el liderazgo lo tenga solamente el Ejecutivo de coalición. Asimismo, un 59,6% de la población considera que la mayoría de gente está actuando con civismo y responsabilidad ante la pandemia.

Los estragos de la crisis, en todo caso, siguen siendo importantes. Según el barómetro, un 36,9 % de los españoles dicen que la pandemia les está afectando bastante en su vida personal, mientras que a un 22% le está afectando mucho. El mayor problema, estima un 38,3%, es el distanciamiento con los seres queridos. Además, hay un 33,6% de los ciudadanos a los que la crisis les está desgastando "mucho" a nivel de vida social. Frente a eso, hay un 16,4% a la que la pandemia no está afectando nada o casi nada (en marzo eran un 14,4%).

Teniendo en cuenta que la pandemia todavía no ha terminado, hay un 45,7% de los españoles que han decidido reducir sus contactos sociales. Es porcentaje era de un 38,5% en el barómetro de marzo. Mientras, ahora mismo otro 25,7% de los ciudadanos dicen tener cuidado con las cosas que tocan o por dónde van, pero por lo demás hacen vida normal. Hay además un 17,8% que asegura que permanece prácticamente en aislamiento y sale de casa solo cuando es estrictamente necesario. Ese dato ascendía a un 24,1% hace un mes.

Así las cosas, el coronavirus se mantiene como el segundo problema que más preocupa a los españoles (45,1%), solo por detrás de la crisis económica (48%). Después ya se sitúan el paro, y a mayor distancia los problemas políticos, la sanidad y la falta de acuerdos entre partidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento