Condenado un entrenador de fútbol por abusar de un niño con el que estaba obsesionado

  • El individuo llegó a fingir un infarto y decirle al menor que era por su culpa.
Boy standing with soccer ball under arm niÒo chico niÒez distracciones balÛn balÛn de f¿tbol de pie sostener infancia niÒos infantes nene muchacho chicos muchachos parado ocios bolas balones de f¿tbol una persona cauc·sico actividades aire libre deporte actividades fÌsicas actividades deportivas forma de vida campera hierba ropa de deporte exterior dÌa descentrado secciÛn mediana vista parcial vista delantera color naturaleza juego espacio verde impermeable campo jardÌn parque vista acotada cropeo de frente descentrados colores chaquetas deportes vistas parciales vistas acotadas cropeos natural jardines juegos espacios verdes parques impermeables vistas parsiales photoalto es
Imagen de recurso de un niño con un balón de fútbol.
GTRESONLINE

Un hombre de 29 años ha sido condenado a cinco años de cárcel por haber sometido a abusos a un menor del que era entrenador de fútbol en la localidad murciana de La Unión, informa el diario La Opinión.

Los hechos sucedieron en 2018, cuando el menor tenía 9 años y el acusado, 26. El entrenador empezó a mostrar un comportamiento de excesiva atención con el niño, haciéndole regalos y llevándolo a partidos. En dos ocasiones, le realizó tocamientos en los genitales, una vez por encima de la ropa deportiva y otra, desnudo, momento en el que el menor pidió que parase.

Mientras, el entrenador llegaba a pedir a los compañeros de equipo del menor que influyeran sobre él para que le hiciera caso, al tiempo que mandaba mensajes pidiendo perdón y peticiones de amistad. Era tal la obsesión del entrenador que en una ocasión mandó una foto en la que simulaba haber sufrido un infarto "indicando que lo había tenido por culpa de él y su desatención", según el auto judicial.

El niño contó los hechos a una tía, mujer a la que el entrenador dijo que si denunciaba mataría a los padres del niño y después al propio menor. Tras su detención, la Audiencia lo condenó a cuatro años de cárcel por abusos y uno por amenazas, además de pagar una indemnización de 1.000 euros a la familia.

El entrenador recurrió alegando que el relato del menor no era verosímil, pero el Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha confirmado la sentencia y ha considerado verosímil el relato del menor, además del de otros testigos como compañeros de equipo del niño, que declararon que el entrenador le regalaba a la víctima bolsas de golosinas y sólo le prestaba atención a él en los entrenamientos.

Según el diario La Opinión, el menor, que tiene ahora 12 años, se encuentra ya bien tras los episodios traumáticos vividos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento