Madeleine
Fotografía de Madeleine con 3 años (izquierda) e imagen de cómo sería hoy día, con unos seis años (derecha). The Guardian / Find Madeleine Campaign

Los padres de la niña Madeleine McCann, desaparecida hace dos años sin dejar rastro en Portugal, han publicado una imagen, creada por un experto, que muestra qué aspecto tendrá hoy Madeleine si sigue viva.

Se cree que Madeleine fue secuestrada del apartamento de vacaciones de sus padres en el Algarve cuando estaba a punto de cumplir cuatro años, por lo que hoy tendría casi seis. El matrimonio de médicos encargó a un experto del Centro Nacional para Niños Explotados y Desaparecidos de EE UU que crease una proyección de la imagen de Madeleine para difundirla en el popular programa de televisión de Oprah Winfrey.

La imagen se mostrará en el popular programa de televisión de Oprah Winfrey

En el programa, que se emitirá el próximo lunes en Estados Unidos y del que adelante extractos el vespertino londinense Evening Standard, el padre de Madeleine explica que "el secuestro de un niño puede destruir una familia". El matrimonio se mantiene, sin embargo, unido, afirma Gerry McCann, "en el objetivo (de encontrar a la pequeña desaparecida) y en nuestro amor a Madeleine y a Sean y Amelie", sus otros dos hijos más pequeños.

Un criminólogo llamado Mark Williams-Thomas, al que cita el periódico británico, cree que Madeleine tal vez fue secuestrada por un pederasta no en el dormitorio sino en el patio del complejo de apartamentos cuando iba a buscar a sus padres, que estaban cenando en un bar de tapas próximo.

El ex detective basa su hipótesis en el hecho de que un secuestrador no habría dejado bien ordenados los juguetes como, según él hizo Madeleine antes de salir al patio, porque habría tratado de escapar rápidamente.

Los padres de Madeleine McCann expresaron a través de un portavoz su satisfacción por el hecho de que la Comisión Europea hubiese acordado financiar varios proyectos destinados a mejorar la lucha contra los secuestros de niños. El matrimonio McCann ha hecho campaña a favor de una cooperación más estrecha entre los países de la Unión Europea para intentar impedir los secuestros transfronterizos.

Si hubiese estado ya funcionando una red europea de ese tipo cuando desapareció la pequeña, el 3 de mayo del 2007, se habría producido una reacción mucho más rápida a ese suceso, argumentan los McCann.