Pfizer y Moderna rechazan participar en un estudio sobre trombos propuesto por Johnson & Johnson

Un técnico de laboratorio de BioNTech, la empresa que desarrolla la vacuna junto a Pfizer.
Un técnico de laboratorio de BioNTech, la empresa que desarrolla la vacuna junto a Pfizer.
© BioNTech SE 2020

La compañía farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) contactó en privado con las empresas rivales que han desarrollado una vacuna contra la Covid-19 para pedirles que se unieran a un esfuerzo común para estudiar los riesgos de los coágulos sanguíneos y hablar con una sola voz sobre la seguridad de las vacunas, pero tanto Pfizer como Moderna se negaron a participar, informa The Wall Street Journal.

A medida que aumentaban las preocupaciones durante la semana pasada sobre casos de trombos, J&J pidió a AstraZeneca, así como a Pfizer y Moderna, que se unieran a sus esfuerzos para investigar los casos.

Según el Wall Street Journal, J&J, a través de correos electrónicos y llamadas telefónicas, también buscó construir una alianza informal para comunicar los beneficios y riesgos de las vacunas y abordar cualquier preocupación planteada entre el público por los casos de coágulos de sangre, según las fuentes consultadas por el rotativo económico.

Seis mujeres que recibieron la vacuna de J&J desarrollaron coágulos y una murió, de entre las más de siete millones de dosis administradas en Estados Unidos, según funcionarios federales de salud. Las personas que recibieron las inyecciones de Pfizer y Moderna no informaron sobre casos similares.

Los ejecutivos de Pfizer y Moderna rechazaron la oferta, argumentando que sus vacunas son seguras, según este medio. Las dos empresas también se opusieron porque no veían la necesidad de duplicar los esfuerzos de las autoridades reguladoras y las empresas que ya buscan casos de coágulos de sangre e investigan la causa.

Además, según el Wall Street Journal, las dos compañías temían que la seguridad de las vacunas de Pfizer y Moderna podría verse empañada por asociación, dijeron las fuentes del rotativo neoyorquino.

En cambio, la empresa anglosueca AstraZeneca, que también ha registrado casos de trombos tras la inyección de su vacuna contra la Covid-19, sí que se mostró abierta a colaborar con Johnson & Johnson.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento