Lorenzo Silva, en un encuentro en La Rinconada: "Intento usar la literatura como herramienta de memoria"

La Estación de las Letras de La Rinconada (Sevilla) ha recibido este jueves a uno de los grandes referentes de la literatura contemporánea, Lorenzo Silva, en un encuentro, conducido por el periodista, Antonio Borrego, con alumnado del IES 'Carmen Laffon', siguiendo uno de los ejes de esta Feria del Libro en el que la juventud se acerque y conozca a autores y autores para fomentar el hábito lector.
Lorenzo Silva, en La Rinconada
Lorenzo Silva, en La Rinconada
AYUNTAMIENTO DE LA RINCONADA

En un comunicado, el Consistorio detalla que Lorenzo Silva ha iniciado el encuentro dando las gracias al Ayuntamiento de La Rinconada por "esta Estación de las Letras, por no rendirse ante estas circunstancias adversas e intentar mantener viva la llama de la cultura", una oportunidad para recuperar "el contacto y la conversación con el tipo de lectores que representáis vosotros", señalando que ha escrito literatura juvenil y que algunos de sus libros se recomiendan leer en Secundaria.

En cuanto a 'El mal de Corcira', última entrega de su serie policíaca protagonizada por los investigadores de la Guardia Civil, Bevilacqua y Chamorro, ha explicado que el libro es parte de una serie que conforman otras nueve novelas y dos libros de relatos. "Ambos protagonistas son de una unidad de la Guardia Civil que, cuando yo comencé a escribir la saga hace 25 años, nadie la conocía". Según detalla, dos personajes se dedican a investigar delitos graves y en esta novela investigan el asesinato en Formentera de un hombre en cuyo pasado hay una condena por pertenencia a la organización terrorista ETA.

El autor ha contado a los jóvenes del público cómo se vivía el terrorismo de ETA en España y cómo lo vivió él en Madrid, en unos años en los que la capital era castigada por atentados numerosos. Así ha señalado que, aunque "el libro está ficcionado, todo es real", porque "aparte de contar una historia, de proponer una lectura con suspense, giros, emoción, que sea amena, aparte de todo eso, intento usar la literatura como herramienta de memoria". Ha puesto como ejemplo libros como El Cid o al escritor Benito Pérez Galdós que reflejó en su obra de forma detallada y exacta el Madrid del siglo XIX.

"Intento contribuir a que algunas cosas no se olviden, tuve la oportunidad de hablar con el hijo de un asesinado por la banda terrorista cuando éste tenía sólo siete años y eso aparece en el libro. El libro cuenta algo terrible que es la desmemoria", añade.

Preguntado por uno de los alumnos acerca de lo que sintió cuando ganó el Premio Planeta en 2012 por 'La marca del meridiano', Silva ha recordado que en ese momento vivía a caballo entre Madrid y Barcelona y recordaba el momento de ir en coche pensando en qué pasaría y que la misma obra hablaba de las dos ciudades y que quería lanzar un mensaje de reconciliación. También que el Premio le dio una "visibilidad que antes no tenía, pero que luego con el tiempo todo pasa".

Otra de las cuestiones que el alumnado le ha preguntado es sobre si había cambiado mucho su forma de ser debido a su éxito literario, a lo que el escritor ha respondido que "en lo que tiene que ver con el trabajo ahora tengo más experiencia, tengo más tiempo". "Mi trabajo no es diferente de cuando empecé a escribir con 13 años, era un niño. La primera vez que me senté a escribir un cuento era para mí un juego, que partía de la imaginación y además intentaba comunicar, y la literatura funciona si comunica tu historia a alguien y, me di cuenta entonces, que eso era lo importante, una manera de comunicarme. Ahora llega a más personas, me pagan por hacerlo, pero siento que sigo en ese juego, en ese espacio de libertad, de comunicarme con los demás, que son libres de leerme o no", recalca.

También ha hablado cuánto hay de él en sus personajes y ha sentenciado que "el autor está en todos sus personajes y en ninguno y cuando un personaje adquiere volumen propio cada vez es más independiente del autor y el autor es más dependiente del personaje".

"Además, siempre tuvo claro que quería escribir y además ser novelista, pero pensó que ese oficio que deseaba tener no "me iba a dar de comer y lo asumí y pensé en buscarme una profesión y cogí Derecho, porque creo que tiene que ver mucho con la escritura: convencer a otro de su mensaje a través de la herramienta del lenguaje", añade.

Apoyado siempre por su familia, ha reconocido que gracias a ser abogado ha aprendido muchas de las cosas que se reflejan en sus novelas, como "cómo saber el papel real que juegan los investigadores, cómo se investiga un crimen, los procesos judiciales". "Tener las ideas claras para escribir otro tipo de novelas policíacas, con una pareja de la Guardia Civil como protagonista", agrega.

"Vi una oportunidad de hacer algo que nadie había hecho, y, además, tenía la sensación de que eran personajes que la literatura había esquematizado e incluso deshumanizado, incluso me encontré con reservas de muchos lectores, pero creo que es la mejor decisión que he tomado", subraya, añadiendo que y más aún al incluir a una mujer y darle uno de los papeles protagonistas.

"Las mujeres han apartado muchísimo a la Guardia Civil. Nunca he querido construir una pareja sentimental, sino todo lo contrario, reflejar que en la sociedad española actual un hombre y una mujer pueden ser compañeros. Antes esa relación de compañerismo en la literatura anterior a los años setenta no existía".Planteado por si atisba el final de esta saga, el escrito ha respondido que no. "Hay ciertas cosas que se van a ir acabando porque el personaje cumplirá años, todo irá acabando, no sé cuándo ni cómo", recalca.

Para finalizar, un alumno le ha pedido algún consejo para la generación más joven y Silva ha respondido que "más allá de las transformaciones tecnológicas y los avances, el ser humano es esencialmente la misma criatura que podemos encontrar en Homero". "Porque muchas de las cosas que hacemos y nos suceden aparecen a lo largo de toda la historia de la humanidad. No va a cambiar la naturaleza de lo que es digno o indigno para las personas no todo lo nuevo es bueno, hay que analizar lo que es enriquecedor y empobrecedor para una persona", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento