Gripe porcina
Los mexicanos usan las mascarillas, "como unos ninjas", para evitar el contagio de la gripe porcina. Mario Guzmán / EFE

La alerta casi mundial por la epidemia de gripe porcina decretada desde la semana pasada, tras aparecer los primeros casos mortales en México, está teniendo su eco en Internet con miles de noticias, vídeos o documentos sonoros que procuran dar detalles de lo está pasando minuto a minuto. La blogosfera colabora, cómo no, en esa avalancha de información sobre este asunto con datos más personales y descriptivos, en primera persona, de lo que ocurre, sobre todo en el país mexicano.

La vida ha cambiado en apenas un par de días

Algunos blogueros inscritos en laBlogoteca de 20minutos.es y que actualmente están viviendo en México cuentan, por ejemplo, que "la vida ha cambiado en apenas un par de días".

Jesús Pérez, que vive en Puebla, asegura que el viernes, al levantarse, todo "era diferente al día anterior". Parecía una película de Danny Boyle (dirigió 28 días después, sobre un holocausto vírico en Reino Unido) con colas muy largas en los hospitales y con el mensaje de que si tenías alguno de los síntomas fueras a ver a un médico. Luego las personas decidieron salir de la capital para acudir a las provincias cercanas. Era un ambiente tenso y lleno de histeria".

Toda la población está en alerta por si tiene algún síntoma y necesita ir al médico

Mientras, el argentino Mauri Kurcbard habla desde Cancún señalando que "no hay miedo ni pánico, aunque el foco más importante está en la capital". Mauri apunta que toda la población está en alerta por si tiene algún síntoma y necesita ir al médico y destaca que se evitan las grandes concentraciones como una medida de prevención.

El periodista Jorge Luis Martinez apunta que desde los medios de comunicación se está constantemente informando de lo que ocurre destacando, sobre todo, que "la enfermedad es totalmente curable, lo cual ha tranquilizado mucho a la población". "La situación se estabiliza", continúa al mismo tiempo que observa como "la gente se mantiene en sus casas muy atenta a la televisión para saber cómo marcha todo". Y concluye de forma tajante: "No hay sensación de nerviosismo".

Todo cerrado, todo vacío

"Hasta cierto punto, parece como si todo mundo estuviera jugando a los ninjas", dice Uriel A. Durán en relación al uso cada vez más generalizado de las mascarillas entre la población. Además, plantea que se ha pasado un fin de semana algo aburrido en México con "los cines, museos, bares y antros cerrados". "Gracias a los dioses, ya es lunes", bromea.

"La ciudad está casi vacía. Los bares, restaurantes y parques están vacíos. Casi no se ve gente en la calle", continúa en la misma línea Pily. Lo dicho, desde la blogosfera, México parece una película de Danny Boyle...