Radiografía de cráneo
Una radiografía muestra los clavos dentro del cráneo de un joven chino de 27 años. New South Wales Police/REUTERS
La policía australiana ha hecho pública estos días una impactante radiografía en la que puede verse el cráneo de un inmigrante chino, asesinado de 34 disparos en la cabeza y el cuello con una potente
pistola de clavos.

Liu llegó a Australia en 2000 y fue dado por desaparecido el año pasado

El cuerpo de Chen Liu, de 27 años, lo encontraron dos niños el año pasado en unas tierras pantanosas del sur de Sydney. Estaba envuelto en una alfombra y atado con cable eléctrico.

Los detectives que llevan a cabo la investigación del crimen aseguran que el arma usada es una pistola de clavos que puede adquirirse con facilidad y que se usa habitualmente en la construcción. Ésta dispara clavos de hasta 85 milímetros de largo.

Asesinato fuera de lo común

"En 36 años, nunca había visto un asesinato de estas características", dijo a los periodistas el  jefe de la brigada de homicidios Geoff Beresford.

Liu llegó a Australia en 2000 y fue dado por desaparecido el año pasado.