Alerta en el Capitolio: dos muertos después de que un conductor se lanzara contra unos agentes y desatara un tiroteo

Un conductor ha embestido a dos agentes que custodiaban el Capitolio (EE UU).
Un conductor ha embestido a dos agentes que custodiaban el Capitolio (EE UU).
RTVE

Un coche embistió este viernes una barricada de seguridad en el Capitolio de EE UU y provocó heridas a dos agentes de policía que fueron trasladados al hospital, donde uno de ellos fallecía poco después, según ha confirmado en rueda de prensa la jefa interina de la Policía del Capitolio, Yogananda Pittman. 

Alrededor de las 13.00 horas del mediodía, el sospechoso se lanzaba con su vehículo sobre los dos agentes que custodiaban el Capitolio, saliendo posteriormente del coche blandiendo un cuchillo

Fue entonces cuando, según ha explicado Pittman, los demás agentes pidieron que soltara el arma blanca, teniendo que abrir fuego "al no responder a las demandas de los oficiales".  Tras ser abatido, era detenido por la policía y trasladado al hospital, donde también moría más tarde.

"Este ha sido un momento extremadamente difícil para la Policía del Capitolio de Estados Unidos después de los eventos del 6 de enero", ha expresado, tras afirmar que todavía no están autorizados a compartir ninguna información sobre el sospechoso ni sus motivos para perpetuar el ataque, pues todavía se están investigando.

Minutos antes, la propia Policía había alertado a las oficinas de los congresistas de que había "una amenaza de seguridad externa". El Congreso está en receso por las vacaciones de Pascua, con lo que ningún miembro de la Cámara de Representantes y del Senado se encuentran en su interior.

Tres meses después del ataque al Capitolio

Se trata del segundo policía del Capitolio que fallece en los últimos meses, después de la muerte del oficial Brian Sicknick, días después del asalto al Capitolio el 6 de enero por las heridas sufridas cuando estaba de servicio.

Por su parte, el jefe interino del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, ha descartado por el momento de que se trata de un atentando "terrorista".

Tras el suceso el Capitolio ha sido cerrado y se ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad en las inmediaciones del edificio, cuyas calles de alrededor han sido cortados al tráfico. La Guardia Nacional estadounidense ha puesto a disposición de las autoridades locales a unos 2.300 de sus efectivos.

Con motivo de las vacaciones de primavera, gran parte de los congresistas estadounidenses no se encontraban dentro de las instalaciones. La presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, ya ha ordenado izar las banderas del Capitolio a media asta tras la muerte del agente del Capitolio, ha informado su jefe de personal, Drew Hammill.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento