Ancor, al borde del desmayo por la presión en un 'Maestros de la costura' sin expulsado

Ancor, en 'Maestros de la costura'.
Ancor, en 'Maestros de la costura'.
La 1

Esta edición de Maestros de la costura está siendo líder en giros de guion inesperados. En este caso y en su séptima entrega, se ha tratado de un programa sin su correspondiente expulsado, algo que no había ocurrido nunca antes.

Esto ocurrió en una prueba final en la que el trabajo de los concursantes fue impecable para los jueces: Lorenzo Caprile, Palomo Spain y María Escoté. Pero, antes de ello, el favorito de la edición, Ancor, tuvo que ausentarse en pleno veredicto al encontrarse indispuesto por la presión. "Me ha dado un patatús", dijo.

Y es que, el programa está a las puertas de su final, algo que se nota en la competitividad y en la tensión, que ha podido incluso con el único repescado de la temporada. Ancor trabajó con Mily y Laura en el equipo verde en la prueba en exteriores, y fue al terminar los detalles de su propuesta cuando se agarró un momento a su compañera Mily: "Me voy a caer, ¿eh?", avisó antes de sentarse en unas sillas cercanas.

Al acabar la prueba, y frente a los jueces antes de la valoración, Raquel Sánchez Silva interrumpió para dejar que Ancor se marchara a ver al médico. Pese a todo, Ancor fue el mejor valorado del reto. Tras esto, Gabriel, Lluis y Yelimar se enfrentaron a un reto de eliminación sobre los bolsos.  

Tras la valoraicón final, Caprile sentenció al pronunciar unas palabras inauditas: "El aprendiz que no continúa en el taller es ninguno. En esta prueba se nos ha hecho realmente imposible decidir qué bolso merecía la expulsión, os queríamos tener una semana más".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento