Reunión entre Aído y las asociaciones Provida
La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, durante la reunión con la Federación Española de Asociaciones provida. Bernardo Rodriguez / EFE

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha señalado este jueves que el Gobierno defiende la vida "tanto" como las asociaciones antiabortistas, pero "no puede someterse a criterios religiosos extremos". En este sentido, ha asegurado que la nueva ley del aborto establecerá límites "donde no los hay".

La situación actual no satisface ni a Asociaciaciones ni al Gobierno

Así lo ha manifestado al término de sendas reuniones con organizaciones de mujeres y con la Federación de Asociaciones Provida, enmarcadas en la ronda de contactos que ha mantenido con diversas asociaciones para analizar la reforma de la ley del aborto.

Asociaciones y ministerio coinciden en que la situación actual no les satisface. La legislación marca tres supuestos y plazos para el aborto: si hay peligro grave para la salud física o psíquica de la embarazada (sin plazo), en caso de ser el embarazo consecuencia de una violación previamente denunciada (hasta las 12 semanas) o en el caso de haber graves taras físicas o psíquicas para que el feto se desarrolle y tenga una vida sana (hasta las 22 semanas).

Aunque ha sido "difícil", la ministra ha señalado que ha habido puntos de encuentro con la presidenta de la Federación, Alicia Latorre. Entre ellos, Aído ha citado el establecimiento de un procedimiento informado, inexistente en la actualidad, por el que las mujeres conozcan las ayudas de que disponen si deciden seguir adelante con su embarazo y que será tenido en cuenta a la hora de elaborar el anteproyecto de ley.

"Retroceder" y "avanzar"

A juicio de de la ministra, mientras estos colectivos quieren "retroceder" e impedir el aborto en todos los plazos y supuestos, el Gobierno trata de "avanzar" con "más información, más educación afectivo-sexual, más prevención de embarazos no deseados y más garantías" en una ley de plazos y supuestos "perfectamente definidos".

La nueva ley establecerá límites donde no los había

La nueva ley tratará de mejorar la protección a las mujeres y los profesionales sanitarios que practican abortos y establecerá límites "donde no los había", ha señalado la ministra tras recordar que el 97% de las interrupciones de embarazo actuales se realizan bajo el supuesto de peligro para la salud psicológica de la madre.

Aído ha reconocido que el debate sobre la posibilidad de que las menores de más de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno es "difícil" y ha asegurado que continuará en contacto con las asociaciones con las que se ha reunido hasta la elaboración del anteproyecto de ley.

Las peticiones de Provida

Por su parte, Latorre ha pedido a la ministra el respeto a la objeción de conciencia, medidas para facilitar la inserción laboral de la embarazada y nuevas estrategias de prevención de abortos, ya que las campañas llevadas a cabo hasta ahora han aumentado, a su juicio, los embarazos no deseados.

Las reuniones de esta jornada ponen fin a la ronda de contactos de la ministra con diferentes colectivos sobre la reforma del aborto.