¿Cómo jubilarte anticipadamente sin perder dinero?

  • Trucos para conseguir la máxima rentabilidad a tu retirada laboral.
Jubilación anticipada.
Jubilación anticipada.
LA INFORMACIÓN

Viajar -aunque de momento tenga que ser por España-, tener más tiempo para estar en familia, volver a estudiar, o por el simple hecho de no trabajar más. No importa el motivo, pero la jubilación anticipada es una opción a la que muchos españoles se acogen. De hecho, en los últimos años, según datos de la Seguridad Social, la cifra no para de aumentar. Sobre todo, desde que con la reforma de las pensiones en 2013 se decidió aumentar progresivamente la edad de jubilación desde los 65 años hasta los 67. Motivo por el que para la jubilación ordinaria se necesita esperar hasta los 66 años en 2021.

Pero, aunque la edad oficial se encuentre en los 66 años, la normativa permite jubilarse voluntariamente dos años antes de cumplir la edad legal, aunque para ello resulta necesario haber cotizado 35 años, 15 de ellos inmediatamente anteriores al retiro. Es decir, con 64 años los trabajadores pueden acceder a la jubilación anticipada. Lo cierto, es que acceder a ella pasa por ajustarse a los llamados coeficientes reductores, lo que implica una penalización económica.

Los coeficientes reductores son porcentajes que se restan a la pensión del trabador en base al número de trimestres o fracciones de trimestres que haya adelantado su jubilación (66 años en 2021). Estos porcentajes de reducción van desde el 2% trimestral hasta el 1,625% en función del periodo cotizado. En la práctica, estas cifras, suponen una rebaja de hasta el 16% en la pensión pública si se accede dos años antes, ya que equivalen a ocho trimestres. Es decir, si la pensión del trabajador fuese de 2.000 euros, y éste decidiese adelantar su retiro dos años, la reducción podría llegar a los 320 euros, lo que supondría cobrar, en lugar de 2.000 euros, 1.680 al mes.

Cómo esquivar los coeficientes reductores

Lo primero que hay que tener en cuenta es que evitar la aplicación de los coeficientes reductores no resulta posible bajo ninguna condición, pero la buena noticia es que existen diferentes opciones para paliar la penalización económica que supone adelantarse a la edad legal de jubilación. Eso sí, todas ellas pasan por actuar antes de la llegada del retiro.

La clave se encuentra en el ahorro a largo plazo, para ello, según Finect, optar por apartar de manera automática una cantidad mensual, por pequeña que parezca, resulta la mejor opción. Sin embargo, ese esfuerzo puede acabar no llegando a buen puerto si no se cuenta con el efecto de la inflación. Es decir, con el aumento sostenido de los precios, y, por consiguiente, con la pérdida de valor del dinero con el paso del tiempo.

Para poder eliminar ese efecto, la inversión del dinero ahorrado se plantea como la única solución posible. Para ello, existen diferentes opciones, desde productos de menor riesgo a otros de mayor. Todo depende de la exposición que se tenga a la renta variable, es decir a la Bolsa y a los mercados. A la hora de decidirse resulta vital conocer la aversión al riesgo de cada uno y nunca traspasar ese límite, ya que, de lo contrario, aunque a largo plazo las pérdidas suelen compensarse, en el corto plazo es fácil que ocurra lo contrario y una mala decisión motivada por el miedo puede acabar con importantes pérdidas.

Invertir en tecnología

Uno de los productos que ofrecen una mayor diversificación son los fondos de inversión, ya que permiten invertir en diferentes empresas al mismo tiempo y, además, muchos de ellos tienen exposición a sectores y zonas geográficas diferentes. Aun así, los fondos temáticos, es decir los que invierten en una determinada tendencia, son una buena forma de completar la cartera. Entre ellos, debido a la pandemia por Covid-19, los de tecnología han tomado un mayor protagonismo en los últimos meses. El confinamiento ha cambiado la vida de la sociedad, desde incremento del teletrabajo, pasando por el mayor uso de las plataformas de entretenimiento o de reparto a domicilio, sin olvidar el auge del comercio electrónico.

En definitiva, la nueva normalidad ha motivado que las compañías tecnológicas hayan disfrutado de un rendimiento positivo. Unas expectativas que, según los analistas, seguirá acompañando al sector en los próximos años, motivado por la innovación, la expansión de las nuevas tecnologías y la llegada de otras nuevas. El Allianz Global Artificial Intelligence es uno de los fondos que más ha destacado en esta categoría en 2020, al haber logrado sumar un 83,60% en 2020. Este año su rentabilidad es cercana al 13%.

Otro de los fondos que ofrece una rentabilidad cercana es el JP Morgan Funds – US Technology Fund. Sumó un 1,63,42% en 2020 y en 2021 ya registra un beneficio entorno al 7%. Otra alternativa es el Fidelity Funds – Global Technology, que con su estrategia logra unas ganancias anualizadas del 34,28% a un año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento