Denunciados 8 locales de hostelería en el primer día de desescalada en Santiago y 12 fiestas en pisos

Un total de ocho establecimientos de hostelería han sido denunciados por incumplir las normas de aforo en el primer día de desescalada de las medidas de la covid-19 en Santiago de Compostela, donde también se ha intervenido en 12 fiestas en pisos.
Apertuta hostelería tras tercera ola Covid-19
Apertuta hostelería tras tercera ola Covid-19
Álvaro Ballesteros

De ello ha informado este sábado en declaraciones a los medios el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, quien ha dejado claro que el Consistorio de la capital gallega perseguirá y sancionará "estos comportamientos insolidarios inaceptables".

"Van a ser tramitadas todas las sanciones", ha afirmado el regidor, que ha explicado que la Policía Local de la ciudad tiene instrucciones específicas de "vigilar todos los establecimientos", "dos veces a la semana, cuatro o cinco". "Las que haga falta", ha subrayado.

Además, ha destacado la colaboración ciudadana al asegurar que, aunque la policía no pase por algún lugar determinado, "seguro que hay algún vecino que va a llamar para que eso se controle".

SE TRATA DE "UNA MINORÍA"

Con todo, ha subrayado que en Santiago de Compostela hay "miles de establecimientos de hostelería" y "miles de pisos" por lo que se trata de comportamientos de "una minoría muy pequeña pero que puede hacer mucho daño".

"Los establecimientos que se denunciaron ayer, 12, son una proporción muy pequeña del conjunto de establecimientos hosteleros que hay en Santiago, pero no despreciable", ha apuntado para reconocer que la jornada del viernes "hubo una cierta relajación" por parte de la ciudadanía.

En este sentido, ha animado a los hosteleros a garantizar que los clientes cumplan las normas ya que las alternativas son "o la sanción al establecimiento o el cierre de la hostelería". "Comprendo que es algo que resulte violento, pero todos debemos colaborar, y ellos los más interesados para que la hostelería pueda seguir abierta", ha apuntado.

"ALEGRÍA ENORME"

Bugallo ha sostenido que la "primera impresión" de la desescalada es de "una alegría enorme" por volver a ver "las calles y las plazas" con gente en un contexto en el que la capital gallega llevaba desde el día 15 de diciembre en cierre perimetral. Sin embargo, ha señalado que también hay "preocupación" porque "algunos no respetaron las medida de seguridad" que sí cumplieron "la inmensa mayoría".

Bugallo, que ha comparecido ante los medios junto al secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha explicado que en la actualidad Santiago tiene "entorno a 100 casos de intensidad acumulada por 100.000 habitantes" en los últimos 14 días.

"Es una mejora enorme con relación a la situación que teníamos hace un mes, el 27 de enero, de más de 700; pero aún sigue siendo un cifra muy alta y mayor a las indicaciones que está dando la Unión Europea", ha manifestado el regidor, que ha considerado que, por lo tanto, "es exigible el cumplimiento estricto de todas las medidas de seguridad".

Asimismo, ha recordado que el día 5 de diciembre había "90 casos activos" en Santiago de Compostela. "Vimos como eso se disparó a partir del Puente de la Constitución y no me gustaría nada, sería un desastre tremendo que ahora volviese a pasar lo mismo con esta ola y que dentro de 15 días en lugar de estar autorizado una apertura de los establecimientos de la hostelería que coincida con el horario comercial, que hubiese que dar marcha atrás. Eso sería un desastre", ha advertido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento