Sandra Barneda se sincera con Sara Carbonero sobre sus tentaciones y los motes que le ha puesto Nagore Robles

Sandra Barneda, en 'La isla de las tentaciones'.
Sandra Barneda, en 'La isla de las tentaciones'.
TELECINCO

Es de sobra sabido que Sandra Barneda no suele ser muy dada a hablar de su vida privada, aunque cuando se siente cómoda en una entrevista no tiene problemas en dar pequeños detalles, como ha ocurrido en su última charla con Sara Carbonero, que amistosamente le ha sonsacado alguna que otra revelación sobre su relación con Nagore Robles.

Carbonero, que ha regresado a su trabajo en la sección Que siga el baile, dentro del programa T4 en Radio Marca, ha contado como invitada a la presentadora de La isla de las tentaciones, mostrando tan buena sintonía entre ellas que, tras hablar de ciertos temas de actualidad (como el año que ha transcurrido desde el primer caso de coronavirus detectado en España), se ha prestado esta última a hablar de ciertos aspectos más íntimos.

Entre ellos, y jugando por supuesto con el nombre del programa de Telecinco que conduce, Barneda ha tenido que pensar la respuesta para la pregunta que le había hecho la esposa de Iker Casillas: a qué tentación no había podido resistirse y había caído rendida recientemente.

La escritora barcelonesa de 45 años ha comenzado diciendo "¿Mi última tentación? Sería muy básica. Voy a pensarlo", dejando con la miel en los labios a los oyentes hasta que finalmente ha confesado: "Te diría una sorpresa que me hizo mi pareja el fin de semana pasado y caí completamente en la tentación".

Es por ello que, al frente como está de un programa donde cada semana hay nuevos giros de guion, entiende a los concursantes. "Empatizo mucho con los participantes porque tú eres el referente y te miran como pidiendo que les digas algo y no puedes decirles nada. Comprendí que la gracia del formato es que en ese aislamiento tengas un viaje emocional", ha explicado.

Asimismo, Sandra Barneda ha desvelado que su novia "es mucho de poner motes" y que ya al comienzo de su relación le había puesto dos ni más ni menos. El primero fue "la señora". "Me lo dijo por la diferencia de edad", ha matizado Barneda, que le saca 8 años a su pareja, y afirmando que se lo puso para "chincharle".

Además, otro apelativo que le ha endosado es el del "la alemana". Y la razón no es ningún origen desconocido de Barneda, sino que es alguien muy metódico. "Trato de tener una vida ordenada e incluso esas exigencias me las voy quitando poco a poco. Me pongo muchas rutinas y soy multitask. Mi cabeza necesita estar con muchas cosas", ha explicado.

De hecho, esto último se puede comprobar por su día a día, que fue lo último que le explicó a Carbonero. "Mi rutina ahora es sacar al perro, hacer deporte, estar con mi assistant con la diferentes cosas que hago, preparar una novela, estar con diferentes cuestiones relacionadas con el trabajo, con Zooms [videollamadas]... Mi vida es muy tranquila, Sara. Ayer quedé con dos amigas para cenar y nos entró una ilusión. Emocionada de vernos y de poder quedar en un restaurante. Mi vida, satisfecha, pero tranquila", ha finalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento