Mette-Marit de Noruega recuerda "con ganas de vomitar" sus comienzos con el príncipe Haakon por la presión mediática

Los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega, en 2018.
Los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega, en 2018.
Robin Utrecht / GTRES

Desde que fue diagnosticada con una fibrosis pulmonar, hará alrededor de dos años, la vida de Mette-Marit de Noruega ha cambiado drásticamente, lo cual se ha visto recrudecido con la pandemia del coronavirus, dado que ella es grupo de riesgo,reduciendo al mínimo sus apariciones públicas. Pero recientemente ha concedido una entrevista y ha dejado algún que otro titular.

Hay que empezar diciendo que casi todos sus compromisos oficiales, como este que nos ocupa, los realiza de forma telemática a través de una pantalla, toda vez que a primeros de enero sufrió un accidente de esquí que le produjo una fractura de coxis de la que se está recuperando todavía.

La princesa consorte por su matrimonio con el heredero Haakon Magnus, el hijo mayor de los reyes Harald V y Sonja Haraldsen, ha participado en una entrevista con el podcast con la presentadora Else Kåss Furuseth para el canal estatal de televisión del país noruego NRK.

Se trataba de su primera aparición en solitario este año y la conductora del espacio no ha dudado en ganarse su confianza en un comienzo con alguna broma como, por ejemplo, si de verdad disfruta esquiando o es algo que hace porque forma parte de la familia real noruega.

"Me gusta mucho esquiar. Ahora mismo acabo de empezar a hacerlo de nuevo, porque de alguna forma me las ingenié para romperme el coxis justo antes de Navidad. Fue un fastidio", comenzó diciendo Mette-Marit, que este 2021 cumplirá 48 años.

"No porque yo sea la princesa heredera o nada parecido, sino, ante todo, porque estaba sola, en el suelo, con mis hijos, y todos ellos pensando que era muy vergonzoso. Y a mí me dolía tanto que no podía dejar de quejarme. Me reía y gritaba, porque, de veras, es el peor dolor que he experimentado", explicó la princesa.

Asimismo, y tras admitir que se siente un poco "avergonzada" por su reducida agenda debido a su enfermedad, la royaltie habló del otro tema sobre la mesa: su matrimonio con Haakon y cómo fue muy complicado para ella lidiar con todo el peso de los medios sobre ella.

Sobre todo porque un porcentaje importante de la población noruega se mostraba contrario a que ella se convirtiese algún día en reina cuando ya había tenido un hijo de una relación anterior, Marius Borg Høiby, a quien varios medios aún persiguen y sacan titulares como aquel que indignó a Mette-Marit y su marido y que tildaba de "chica Playboy" a la novia del joven.

"Hay algunos periodos de mi vida, especialmente los primeros meses de mi relación con Haakon, en los que aún a día de hoy no puedo pensar en ellos sin que me entren ganas de vomitar", admitía Mette-Marit de Noruega sobre aquellos tiempos en los que era objeto de una enorme presión mediática, La heredera cumplirá en agosto 20 años casada con el príncipe, con quien tiene dos hijos: Ingrid Alexandra, de 17 años, y Sverre Magnus, de 15.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento