Dos ciudadanos franceses, ambos de 39 años, han sido detenidos como presuntos autores del intento de atraco a una oficina bancaria situada frente al cuartel de la Guardia Civil de Tráfico de Benidorm (Alicante), según han informado hoy fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes sobre las 14.00 horas en una sucursal financiera de la Avenida Beniardà, cuando uno de los dos detenidos, armado con una pistola, irrumpió en la entidad, mientras que el segundo esperaba en la puerta. El atracador armado intimidó a la subdirectora de la entidad y le exigió la apertura de la caja fuerte.

Los ladrones planeaban otro atraco similar en Valencia

En ese momento, un empleado que observó la situación salió a la calle y pidió auxilio a los guardias civiles que se encontraban en la puerta del cuartel, justo enfrente del banco. Según las mismas fuentes, mientras los guardias civiles cruzaban la calle, el atracador que estaba fuera avisó a su compañero y ambos huyeron.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional persiguieron a uno de los dos ladrones, que conducía un vehículo de gran cilindrada y que finalmente fue detenido. Su cómplice logró fugarse y sortear los controles establecidos en estaciones de autobuses, taxis, accesos y salidas de Benidorm. No obstante, los agentes localizaron y capturaron a este delincuente en el municipio alicantino de El Campello cuando abandonaba una vivienda con su equipaje.

Los dos detenidos, de origen marsellés y con antecedentes, no lograron sustraer dinero alguno de la entidad, según las mismas fuentes. Uno de los arrestados, además de la pistola, portaba una defensa eléctrica "muy potente", con la batería totalmente cargada y capaz de efectuar descargas de tensión que inmovilizan completamente a la persona sobre la que se aplica.

Hasta el momento se ha podido determinar que los dos ladrones -contaban también con gorros, barbas y bigotes postizos- planeaban otro atraco en una entidad de la ciudad de Valencia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE