evacuatorio canino del Campo Grande
evacuatorio canino del Campo Grande

La primera campaña de la Policía Municipal para vigilar a los dueños de perros se ha cerrado con diez sanciones, todas ellas por llevar suelto al animal.

Ninguna, en cambio, por dejar en la calle sin recoger los excrementos de las mascotas.

Los agentes han realizado durante las dos últimas semanas 1.280 controles en parques y calles en los que se ha comprobado la documentación del animal y se ha vigilado que se cumpliera la normativa, que prevé sanciones de 30 a 150 euros.

Fuentes de la Policía indicaron que existe un buen nivel de concienciación por parte de los propietarios y que la inmensa mayoría cumple. También reconocieron que la presencia del agente uniformado ha podido reprimir la posible conducta incívica de algún ciudadano.

La campaña, la primera que se hace en Valladolid, ha recordado a los dueños que su obligación es impedir que los animales dejen sus excrementos en cualquier zona reservada a los peatones.

Por su parte, los ciudadanos que tienen perros se quejan de que no existen demasiados evacuatorios caninos y, los que hay, están, denro de los parques.

Según los usuarios, el mayor problema de estos son su falta de limpieza. «Prefiero que lo haga fuera y recogerlo que meter a mi perro allí con toda la suciedad que hay», declara Rosa Vega.

Los encargados de su mantenimiento son los servicios de jardinería que, en cambio, también se encuentran los excrementos de los animales en el césped y en los jardines, donde está prohibido dejarlos.

Hablan los dueños de mascotas

Miguel Ángel Fresneda y Laki

mascota 1

«Me parece bien que se controle porque es una guarrería que las calles estén sucias y encontrarse los excrementos por las aceras a nadie le gusta. Creo que, por lo general, la gente lo limpia. Yo siempre salgo con la bolsita y todos los que conozco que tienen perro también lo hacen. Lo habitual es dejarlo limpio».

Rosa Vega y Febo

mascota 2

«Yo pondría 1.500 euros de multa porque es una porquería cómo están las calles. Los que no suelen recogerlo son los hombres, y sobre todo los dueños de los perros más grandes. Estaría bien que dieran las bolsas gratis en la Casa del Barco para que la gente no tuviera excusas. La culpa no es de los perros, es de los dueños y sus malas costumbres».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID