Con el hogar a cuestas: una startup letona fabrica casas plegables que puedes llevar dónde quieras

Tienen tres tipos de casas plegables: rústicas, urbanas y compactas.
Tienen tres tipos de casas plegables: rústicas, urbanas y compactas.
Brette Haus

Quizá, en el futuro, sea una nueva manera de entender los viajes o, directamente, de entender la vida. A lo mejor ya no buscaremos piso, sino, sencillamente, un espacio donde poner nuestra casa. En tiempos de teletrabajo, la startup letona Brette Haus ha creado unas casas plegables que puedes instalar dónde quieras.

Aseguran que las suyas son las únicas que están construidas con un sistema de bisagras de 100 ciclos, lo que hace que sean casas “cómodas, duraderas y listas para reubicarse de manera casi ilimitada”. Tienen toda la ingeniería prefabricada: fontanería, cableado eléctrico, alcantarillado. Y están equipadas con luces, inodoro, lavabo, plato de ducha, encimera de cocina y grifería monomando.

Además, Brette Haus ofrece la posibilidad de precablear la casa con un kit de batería solar o agregar una estación de bombeo con un filtro de agua y un módulo de alcantarillado. En el interior se han incluido productos de Ikea.

Brette Haus ofrece tres tipos de casas plegables, que se diferencian –además de por su precio-, sobre todo, por las dimensiones.

  • Casas rústicas: dentro de las rústicas las hay de 22 -18.700 euros-, 31 -25.000- y 48  metros cuadrados -37.500 euros-.
  • Casas urbanas: de 25 -30.000 euros- o 39 metros cuadrados -48.750 euros-.
  • Casas compactas: 18 -22.500 euros- o 27 metros cuadrados -33.750-.

Monta tu negocio plegable

En Brette Haus no sólo fabrican casas plegables, sino que también dan la opción de montar tu negocio. Por ejemplo, una pequeña cafetería de madera o los típicos puestos de las ferias y los mercadillos. También elaboran grandes carpas para eventos, pequeñas oficinas, e, incluso, módulos como los de los socorristas en las playas.

Una cafetería desmontable.
Una cafetería desmontable.
Brette Haus

Informan en la web oficial de que este tipo de arquitectura podría compararse con una propiedad móvil, por lo que, en muchos países, no es necesario tener un permiso de construcción.

Sus casas plegables, explican, generan aproximadamente un 80 % menos de desechos y usan un 99 % menos de agua que las casas estándar. Es decir, producen “viviendas con impacto ambiental positivo. Tenemos un gran compromiso con las políticas de calidad y eco, hacemos nuestras casas sólo con materiales naturales”.

Así, exponen, confían en lograr su objetivo de “crear hogares accesibles y verdaderamente portátiles, que desarrollen la libertad de movimiento mientras se integran a la perfección con el medioambiente”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento