Los gatos también se pueden resfriar: síntomas, gravedad y tratamientos

Resfriados en gatos
Tener las vacunas al día es fundamental para los gatos.
GTRESONLINE

Hace unos días publicábamos en 20minutos un artículo en el que hablábamos del resfriado en los perros. Pero... ¿qué pasa con los gatos? Pues nuestros amigos felinos también pueden resfriarse, es lo que se conoce como "gripe felina". Sin embargo, los síntomas de alerta pueden ser algo diferentes.

Para empezar, el virus que provoca resfriados en los gatos no es el mismo que nos afecta a nosotros, los humanos. Este virus lo conocemos como rinovirus, pero en el caso de la gripe felina los virus responsables son el calicivirus o el herpesvirus, tal y como explican desde Vetplan

¿Cómo detectar la gripe felina en los gatos?

Existen varios síntomas que pueden alertar de que los felinos tienen gripe. Es importante prestarles atención, pues hay algunos que pueden avisar de que algo va realmente mal y el gato debe ir al veterinario lo antes posible. No pasar ninguno por alto ayudará a tratar el resfriado para que el gato se sienta mejor.

  • Estornudos frecuentes durante todo el día.
  • Mucosidad abundante que les dificulta la respiración.
  • Secreción ocular con legañas y, a veces, conjuntivitis.
  • Síntomas de debilidad como la apatía.
  • Fiebre y cojera (algunas cepas del calicivirus).

Estos síntomas merecen la atención de un veterinario para tratar los resfriados en los gatos y que estos mejoren favorablemente. No obstante, la situación puede volverse grave cuando la mucosidad se vuelve oscura y muy espesa, la respiración se vuelve difícil y hay tos. En estos casos, no se debe esperar.

Un resfriado en gatos ¿es realmente grave?

Debemos tener en cuenta que los resfriados en gatos no son iguales a los de los humanos. Desde la Asociación Lara explican que "la infección por Herpesvirus felino (FHV) suele causar enfermedad importante y potencialmente mortal. Aunque la mayoría de los gatos infectados obtienen una recuperación completa". No obstante, esto puede llevar varias semanas y dejar secuelas.

Con respecto a la infección con calicivirus, la Asociación indica que en este caso el cuadro es menos grave, pero los gatos pueden presentar "aparición de úlceras en la boca. Las aftas pueden hallarse en la lengua, en el paladar o en la nariz". Sin embargo, "en EEUU se ha identificado una cepa muy virulenta de FCV" que "provoca una inflamación de la cara y las patas asociada a un rápido deterioro de todo el organismo que desemboca en la muerte en un 40% de los casos".

Tratamiento para los resfriados en gatos

En algunos casos los gatos pueden necesitar analgésicos. De forma general se recomienda que se mantengan hidratados, lejos de las corrientes de aire y, si es posible, hacer uso de un humidificador para aliviar la sequedad de sus vías respiratorias. Limpiarles las secreciones con un papel también es adecuado.

Si se produce alguna infección secundaria habrá que suministrarle antibióticos a los gatos. No obstante, todo esto siempre debe hacerse bajo la supervisión de un veterinario. Pues lo más importante es tratar los síntomas e intentar mejorarlos.

Desde la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) explican que los resfriados en gatos pueden derivar en una rinitis crónica. Esta no se cura totalmente, pero se puede controlar.

¿Qué podemos hacer? Lo mejor es la prevención. Una buena alimentación es fundamental, los lugares por los que estén los gatos deben estar limpios y aseados, deben tener las vacunas al día. Se debe tener especial cuidado con gatos mayores o inmunodeprimidos. La enfermedad puede ser mortal para ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento