Hamás ofrece 3.000 dólares a los hombres que se casen con "las viudas de los martires"

  • La organización quiere ayudar a manter a las mujeres de los fallecidos en la última ofensiva israelí.
  • Algunas asociaciones ya han criticado la medida.
Familiares de caídos de Hamás.
Familiares de caídos de Hamás.
Khalil Hamra / AP

El movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza, ha ofrecido tres mil dólares a los hombres que se casen con mujeres que perdieron a su marido en la ofensiva militar de Israel de diciembre y enero pasados en la franja palestina.

En el Islam, casarse siempre es bueno

La mayoría de esas víctimas fueron civiles -ancianos, mujeres y niños-, aunque según cálculos del gobierno local entre quienes perdieron la vida figuraban trescientos hombres, que en su mayor parte eran jóvenes y estaban casados.

Alrededor de 1.400 personas murieron en Gaza durante las tres semanas de ofensiva militar israelí. Según el movimiento islamista, la medida trata de mejorar el nivel de vida y garantizar el futuro de las llamadas "viudas de mártires", pero la propuesta en sí -y las condiciones para quien quiera acogerse a ella-, han suscitado el debate.

Hamás exige que los pretendientes tengan suficientes recursos económicos y materiales para mantener al menos dos esposas, ante la eventualidad de que estén casados y ya tengan una.

Las mujeres no son mercanía, tienen el derecho de escoger a sus maridos

También les pide que den sustento y se responsabilicen de los hijos de su nueva esposa -a la que deben dotar de su "propio espacio privado"-, y que tengan "altos valores morales" que se correspondan con los principios religiosos del Islam.

Para Nadia Nasser, miembro de Hamas, la medida no tiene otro propósito que "animar a los jóvenes a casarse con quienes se hayan quedado sin marido por el fuego israelí".

La activista del movimiento islamista explicó que muchas "viudas de mártires" perdieron a su esposo apenas semanas o meses después de casarse, y aseguró que el matrimonio es la "mejor manera de proteger y dar estabilidad a una musulmana".

Uno de los posibles pretendientes es Abu Saleh, simpatizante de Hamas, que en la actualidad está casado y tiene tres hijos, y que ha expresado su disposición a tomar como esposa "a una mujer cuyo marido haya muerto en la guerra".

"En el Islam, casarse siempre es bueno. Además, Dios reconforta espiritualmente al hombre que toma bajo su custodia a una mujer y cuida de sus hijos", explicó.

Diferentes críticas

Samira Abdel Aleem, directora de la Unión de Comités de Mujeres, una organización de carácter laico, consideró que "este tipo de programas degradan la dignidad de las mujeres palestinas, y las colocan al servicio de los hombres, como siempre", afirmó.

Pagar dinero por esos matrimonios nos resta a las demás oportunidades de encontrar un marido

"Las mujeres no son una mercancía, tienen el derecho de escoger a sus maridos", subrayó Abdel Aleem, quien pidió a las autoridades islamistas que suspendan una medida que "promueve la poligamia".

La oposición de Arwa Ramadan se debe a diferentes motivos, políticos y también personales.

En su opinión, la medida beneficia principalmente a las mujeres del entorno del movimiento islamista, que son mayoría entre "las viudas de los mártires".

De 33 años y soltera, Arwa argumentó, además, que "pagar dinero por esos matrimonios nos resta a las demás oportunidades de encontrar un marido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento