Concha Velasco revela que no puede olvidar a Paco Marsó: "Sueño con él"

Concha Velasco, en un acto en septiembre de 2020.
Concha Velasco, en un acto en septiembre de 2020.
Daniel Gonzalez / Gtres

Una década es poco tiempo para según qué cosas. Para la pérdida del amor de tu vida, por ejemplo, puede no ser nada. Eso es más o menos lo que se infiere de las últimas declaraciones de Concha Velasco, que ha revelado que ella no conseguiría olvidar, aunque quisiera, a Paco Marsó.

La veterana actriz ha charlado en Un año de tu vida con Toñi Moreno sobre quien fuera su marido, desde el 18 de abril 1977 hasta mayo de 2010, momento en el que se divorciaron, harta como estaba ella de infidelidades y problemas con el alcohol y con el juego. Solo pasaban seis meses desde la separación, cuando el empresario y productor teatral almeriense fallecía en un hospital de Málaga a consecuencia de un derrame cerebral.

"Fue un mal marido, pero un gran empresario. Pienso mucho en él, sueño con él. No resucitaría a mi madre ni a mi padre, pero a él...", ha comentado la intérprete de 81 años, que tuvo con él un hijo (Francisco), aunque ya ambos había sido padres anteriormente: Concha tuvo a Manuel como madre soltera y Paco a Diana Patricia, fruto de un romance con una alemana de nombre Brigitte.

"Paco tenía muchas cosas buenas. Hay muchas fotos en mi casa y nunca se habla mal de Paco", ha afirmado, algo a lo que la presentadora le respondía que muchos piensan "qué mala suerte tuvo con él" por la cantidad de veces que le fue infiel.

Concha se ha defendido: "¿Y quién soy yo para juzgar a los demás? Estuve locamente enamorada". De hecho, ese amor tan desmedido, tan auténtico, ha sido el responsable de que la que fuera chica ye-yé no haya vuelto a estar con nadie (ni se plantee hacerlo).

"Decidí nunca más tener un novio ni un amante ni nada de nada. Decidí que [mis hijos] tuvieran una madre perfecta y creo que lo soy. Dije adiós al tema de los hombres", ha argumentado Velasco, que volvió a responder, sin embargo, a preguntas sobre su otro gran amor, Manolo Escobar, aunque entre ellos jamás hubiese nada.

"El gran amor de mi vida ha sido Manolo Escobar. Ha sido un amor imposible", ha reafirmado la actriz, que además ha bromeado sobre que nadie puede demostrar que no es cierto: "Pase lo que pase, como todos están muertos, tiene que valer mi palabra. ¡Lo que yo digo va a misa!".

Ahora mismo, mira por el retrovisor de la vida y se llena de orgullo. "Yo llevo mucho la cuenta, pero unas 12o [películas]... 100 de prota. Estoy muy orgullosa de mi carrera. Echo la vista atrás y me pongo a llorar porque estoy viendo estos documentales que le han hecho a Frank Sinatra...", ha dicho.

"Tengo una carrera tan extensa, tan bien hecha y tan maravillosa que me pongo a llorar. Obras producidas por mí con tanta gente cantando en directo", ha rememorado Concha Velasco, que además incita a festivales y premios a que le den reconocimientos: "Me va a caber en la caja el Goya de Honor [se lo dieron en 2013], me va a caber todo. Quiero llevarme en la caja todo".

La vallisoletana ha reconocido, finalmente, que la edad no perdona: "Soy muy prepotente, muy lista. Ahora todo el que viene a mi lado tiene que sujetarme la chaqueta, el bastón... Estar a mi lado es un poco pesado". Pero eso sí, hay costumbres que no cambian: "Sigo sin llevar sostén. Soy de la época de las que no se llevaban y sigo sin llevarlo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento