Enrique Cornejo cree que el teatro logrará adaptarse tras la crisis y dice que la realidad "obliga a seguir trabajando"

El empresario teatral Enrique Cornejo ha defendido que el teatro logrará adaptarse y salir adelante tras la crisis derivada de la pandemia de coronavirus y ha apuntado que la realidad "obliga a seguir trabajando".
Imagen de archivo de Enrique Cornejo.
Imagen de archivo de Enrique Cornejo.
MAMEN COMUNICACIÓN - Archivo

"El teatro ha existido de forma milenaria, habrá que recuperar a los espectadores por muchos canales", ha defendido en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha reconocido que el impacto económico de la pandemia en la sociedad hará que la recuperación del público sea progresiva, si bien ha insistido en que "volverá" a los teatros.

"Nace una nueva sociedad, tanto de consumo como de convivencia, con nuevos horarios, la recuperación irá acorde al desarrollo anímico del ciudadano", ha augurado, tras lo que ha insistido en que "no se trata de ser optimista, sino realista", y "la realidad obliga a seguir trabajando".

A pesar de las dificultades que la crisis sanitaria ha generado en la economía y, particularmente, en los teatros, Cornejo ha rehusado tirar la toalla y se ha mostrado esperanzado. "Yo no puedo terminar mi carrera con el declive del fracaso por un virus", ha subrayado.

No obstante, ha reconocido la situación en la que se encuentra el sector, donde "la rentabilidad no existe" incluso para aquellos teatros como los gestionados por él, que permanecen abiertos "en un acto de gallardía e insensatez" ante el panorama económico y las restricciones de aforo impuestas a estos espacios.

A juicio de Cornejo, junto a la pandemia sanitaria existe otra económica que está "estrangulando a miles de empresas" y una tercera "anímica" que tiene a la población "acongojada y triste".

VÍAS DE AGUA

"El teatro va como va la sociedad. Tenemos unas limitaciones de aforo que ni siquiera cubrimos", ha explicado al tiempo que ha reconocido el impacto que tiene en el público los mensajes de las autoridades para que se queden en casa, las noticias sobre los nuevos contagios o los toques de queda que desaniman a asistir, por lo que el panorama le recuerda a "un barco en el que tapas una vía de agua y sale otra".

Ante esto, se ha mostrado abierto a un "cierre total durante una temporada" que permita acabar con el virus, ya que dada la situación actual, aunque su impacto será "brusco", "no va a suponer una hecatombe mayor" que la que ya están sufriendo, al tiempo que se ha mostrado crítico con el comportamiento "irresponsable" de una parte de la sociedad.

"No podemos seguir así, si no se puede contener el virus ni el comportamiento social, que me meto con él porque no sabe la gente el daño que hace, habrá que cerrar dos semanas a ver si se viene abajo, aunque no va a desaparecer. No podemos seguir con este número de infectados. Estoy sujeto a lo que me digan, sinceramente he perdido la esperanza de una solución inmediata", ha reconocido el empresario vallisoletano.

En este sentido, ha censurado la "estupidez" de esa minoría que "perjudica a todos" y ha advertido de que el teatro "no aguanta mucho más".

Así, aunque ha admitido el alivio que suponen fórmulas como los ERTE o las ayudas públicas, ha insistido en que no pueden "vivir del Gobierno permanentemente".

También ha defendido la seguridad de los teatros y ha recordado que mientras estos espacios sufren restricciones de aforo, los medios de transporte se ocupan en un cien por cien. "Un teatro es mucho más seguro que un colegio", ha defendido.

POTENCIAL DE VALLADOLID

El empresario, que en su Valladolid natal gestiona el Teatro Zorrilla, propiedad de la Diputación Provincial, ha destacado el potencial de esta ciudad, una capital "grande en historia, en cultura y en estructura", por lo que se ha mostrado optimista respecto a su futuro, aunque ha advertido de que debe prepararse para que "cuando todo pase", no la pille "al comienzo", sino "ya en marcha".

"No podemos esperar a ver qué decisiones toma Madrid o una gran ciudad. Somos una ciudad grande y tenemos que trasladarlo al exterior. Tenemos que prepararnos para que cuando todo pase, que pasará, no nos coja al comienzo de algo, sino en el desarrollo de algo", ha enfatizado Enrique Cornejo, quien reconoce su deseo de radicarse definitivamente en Valladolid y culminar en ella su carrera de seis décadas como empresario teatral.

Cornejo, que en Madrid ha dirigido y transformado once teatros, actualmente gestiona el Muñoz Seca en Madrid, el Zorrilla en Valladolid y el Auditorio El Batel en Cartagena, junto a otros espacios concertados por diversas ciudades, tales como Granada.

Es el creador del 'Premio Internacional de Poesía José Zorrilla', del 'Premio Revelación Teatral' y de la 'Butaca de Plata', galardón que se otorga a aquellas personas o instituciones que destacan por su amor al teatro.

Durante 18 años ha sido presidente de la Asociación de Productores de Teatro, Música Danza y empresarios de Espectáculos escénicos, de la que actualmente es Presidente de Honor al igual que de CEIM-CEOE.

Es fundador de la escuela de interpretación y doblaje Rafael Alberti, edita libros sobre autores teatrales y poemarios y ha coproducido con diversas instituciones como la Compañía Nacional de Teatro Clásico, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento