Así será viajar en Hyperloop, el tren del futuro que vuela por el suelo

Imagen de un vagón interior del Hyperloop de Virgin.
Imagen de un vagón interior del Hyperloop de Virgin.
YOUTUBE

Son varios los proyectos de Hyperloop que están en marcha. El de Virgin es uno de los más avanzados: se trata de un tren capaz de alcanzar los 1.300 kilómetros por hora. Se trata de un sistema de transporte que consiste en una cápsula que levita y se desplaza dentro de un tubo.

Ahora, Virgin ha publicado un vídeo que nos acerca mucho más a la idea de viajar en el interior de uno de estos trenes, desde el momento en el que llegamos a la estación, subimos a un vagón y viajamos a toda velocidad.

Según el vídeo compartido por la compañía, cada cápsula tendrá una capacidad para 28 pasajeros y en el viaje se darán detalles como el tiempo que falta para llegar o la velocidad. Además, los vagones contendrán estaciones de carga inalámbrica para dispositivos móviles. Tal y como recoge Gizmodo, los trenes no tendrán cinturones de seguridad.

Este sistema de transporte es muy silencioso, y Virgin Hyperloop tiene ya en cuenta hasta este detalle, y la directora de experiencia a bordo de Virgin Hyperloop, Sara Luchian concedió una entrevista a Fast Company en la que se puede escuchar el futuro hilo musical del Hyperloop de Virgin.

También hay un proyecto español

Además de esta compañía, hay otras que están desarrollando su proyecto de Hyperloop, y una de ellas es española. 

En 2018 fue presentada la primera cápsula a nivel mundial en el Puerto de Santamaría, en Cádiz, bautizada con el nombre de Quintero One, fabricada a tamaño real por la empresa de origen gaditano Carbures. La cápsula, de 32 metros de largo y cinco toneladas de peso, tiene una capacidad de entre 30 y 40 pasajeros sentados en asientos de dos plazas.

La idea es que por el interior de los tubos viajen esas cápsulas propulsadas por imanes permanentes, lo que provocaría su levitación. No requiere de combustibles fósiles para circular, sino que funcionan con baterías que, además, en un futuro podrían recargarse solas gracias a un sistema de paneles solares instalados en los tubos.

Tal y como está pensado el Hyperloop, la única energía que utiliza es la de la aceleración primera y la de frenar. Una vez la cápsula ha alcanzado la velocidad tras ese primer impulso, al no haber rozamiento, no hay consumo, por lo que no requiere de mayor energía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento