Festival Womad Cáceres
El Festival Womad de Cáceres de 2008. MARISA NUÑEZ/EFE

El Festival multicultural y multiétnico Womad , que este año se celebrará en Cáceres entre el 7 y el 10 de mayo, contará en su edición número 18 con la participación de 25 grupos de todos los continentes, entre ellos el malí Salif Keita, los colombianos Aterciopelados y el cubano Elíades Ochoa, y mantiene el presupuesto íntegro del año pasado, de 500.664 euros.

Las autoridades estudian la posibilidad de que los bares abaraten las consumiciones para evitar 'botellones'
El ciclo ha sido presentado por la consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores, y por la productora canaria y directora de los festivales Womad en España, Dania Dévora.

Los escenarios elegidos este año para la celebración de los conciertos es la Plaza Mayor, y para talleres y conciertos las plazas de San Jorge y de las Veletas.

Además, en las plazas de Santa María y San Pablo se ubicarán los puestos del Mercado Global y Comidas del Mundo, y en la Filmoteca de Extremadura tendrán lugar las proyecciones de documentales, con la colaboración de Casa África, que los financia, y que serán los mismos documentales que se han proyectado en el Festival de Tarifa.

Grupos extremeños e internacionales

Los artistas y grupos extremeños que participarán este año serán Carlos Ojeda, Laura, Mantial Folk, Inlavables y Alambiqueña del Oeste, y el resto de los grupos españoles son DePedro, La Shica y Mayte Martín.

El resto de los artistas son Amadou and Marian, Salif Keita y SMOD, de Mali; Aterciopelados, de Colombia; BLK JKS, de Sudáfrica; Elíades Ochoa, de Cuba; Hindi Zahra, de Francia; Mor Karbassi, de Israel; Paprika Balkanicus, de Rumania, Eslovenia y Serbia; Rachel Unthank and the Winterset, de Reino Unido; Seckou Keita Quartet, de Senegal; Toumast, de Sahara; y Víctor Deme, de Burkina Faso.

La consejera indicó también que estudiarán la posibilidad de proponer a los propietarios de los locales de ocio de la Plaza Mayor que abaraten las consumiciones durante los días del Festival para evitar la celebración de botellones aunque, según ellas, será un decisión del Ayuntamiento de la ciudad si se permite o no que se consuman bebidas en las calles durante el Womad.