El túnel de Glòries de Barcelona, conectado tras la última excavación debajo de la infraestructura ferroviaria

Las obras del túnel.
Las obras del túnel.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El túnel urbano que tiene que cruzar la plaza de las Glòries de Barcelona está un paso más cerca del final. Según ha comunicado el Ayuntamiento, este martes se ha hecho la última excavación debajo de la infraestructura ferroviaria que hay en el subsuelo de la plaza, por donde pasan las líneas R3, R4 y R1, y el túnel ya queda conectado a ambos lados del recorrido, tanto en un sentido como en el otro. 

De momento, la previsión para estrenar la infraestructura se mantiene en el último calendario previsto, de forma que en septiembre se estrenará en sentido Besòs y en noviembre en sentido Llobregat. Es decir, a partir de noviembre funcionará en ambos sentidos. 

Las próximas semanas se construirán las tres ultimas dovelas que faltan en este último tramo excavado.

Con las dovelas construidas -los bloques de piedra necesarios para formar arcos o vueltas- se podrá finalizar la estructura y ejecutar otras tareas a nivel de obra civil, como por ejemplo finalizar el pavimento.

En paralelo, se sigue trabajando en la ejecución de las estructuras de las salidas de emergencia, así como de las cañerías de la red antiincendios o los acabados del túnel, entre otros.

El túnel urbano tendrá una longitud total de 957 metros, entre la calle Castillejos y la Rambla del Poblenou y se estructurará en dos tubos independientes, uno por cada sentido de circulación. Este sigue el trazado de Gran Via y pasa por debajo de los túneles ferroviarios existentes en el subsuelo de la plaza de las Glòries. El tramo más profundo llega a 25 metros bajo la rasante de la plaza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento