La historia de Yelimar, en 'Maestros de la costura': "En mi país las cosas son muy duras y más si tienes una discapacidad"

Yelimar, aprendiz de 'Maestros de la costura'.
Yelimar, aprendiz de 'Maestros de la costura'.
La 1

La 1 de Televisión Española empezó su semana con el estreno de la nueva edición de Maestros de la costura. Así, se empezaron a perfilar los que serán los protagonistas de las próximas semanas, y los aprendices se enfrentaron a los primeros retos del concurso, con un homenaje a Moulin Rouge (2001) incluido.

La primera prueba contó con la visita de la modelo Eugenia Silva, que se paseó entre los concursantes para saber un poco más sobre ellos y sus ideas. Así se dio a conocer la emotiva historia de Yelimar, una de las aspirantes. Y es que, la venezolana, fan acérrima del talent, se enfrentó a un accidente que hizo que tuviera que volver a aprender muchas cosas que daba por hechas. 

La joven, de 31 años, perdió una de sus piernas en un atraco en Caracas cuando iba con su novio, que perdió las dos. Ocurrió hace seis años y, en aquel entonces, Yelimar trabajaba como modelo. Según contó, le lanzaron algo cuando viajaba por la carretera junto a su actual marido, y perdieron el control del automóvil.

Según contó, se trata de una práctica común en las autopistas de Venezuela. Entonces, se chocaron contra unas columnas que se estaban construyendo, y el resultado fue demoledor. Y la cosa no queda ahí pues, no conformes, los artífices del accidente les robaron sus pertenencias y les abandonaron, maltrechos. 

Un mensaje de visibilidad

Ahora la pareja tiene un hijo, y la modelo declaró que no permite que sus limitaciones afecten al pequeño. Además, aseguró que se sentía bien con su prótesis y que por ello no la ocultaba en su día a día, en el que trabaja como publicista en Barcelona. "Al principio sufrimos un poco de discriminación y nos miraban. En mi país la cosa está bastante complicada, y es todavía peor cuando tienes una discapacidad", explicó.

Su afición a la costura se potenció cuando se encontraba en casa, recuperándose en silla de ruedas tras el trágico incidente. La venezolana confeccionó, incluso, su propio vestido de novia, algo de lo que presumió muy orgullosa. "En ningún momento dudé en mostrar o no mi prótesis. Yo la llevo, pero muchas otras personas también. Me encanta que la vean, me siento súper bella con ella", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento