Ya hay acuerdo de divorcio entre Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy

  • Se casaron en 2015 y el año pasado tuvieron una sonada discusión con una petición de divorcio "de emergencia" incluida.
Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy, en 2014.
Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy, en 2014.
John Angelillo / GTRES

Lo han confirmado sus abogados, pero sin lugar a dudas ha sido uno de esos culebrones que han dejado más teorías que respuestas contrastadas. Y es que el matrimonio entre Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy ha acabado, hablando en plata, como el rosario de la aurora.

La empresaria y diseñadora de moda y el hermano por parte de padre del expresidente francés Nicolas Sarkozy se casaron en secreto en Nueva York a finales de 2015, cuando ella tenía 29 años y él 46, aunque se habían comprometido en febrero de 2014 después de dos años de relación.

Sin embargo, en mayo del año pasado saltó a la luz una noticia tan extraña como preocupante: la exactriz solicitaba un divorcio "de emergencia". Lo más curioso era que ella ya había solicitado el divorcio en abril, pero debido a la crisis mundial del coronavirus se lo denegaron, dado que ningún tribunal aceptaba peticiones de divorcio en mitad del confinamiento, dando prioridad a otros casos.

Más tarde la jueza negaba esta separación urgente, dejando "horrorizada" a la que fuera coprotagonista de Padres forzosos, dado que su todavía marido había intentado echarla de su casa (vivían en un alquiler de La Gran Manzana) mediante trámites legales, lo cual la dejaba desamparada en mitad de la pandemia.

Pero parece que después de casi ocho meses la hermana gemela de Ashley Olsen y el banquero han alcanzado una resolución. "A partir de esta mañana llegamos a un acuerdo final", ha dicho Michael Mosberg, el abogado de Sarkozy, a la jueza del caso mediante una videollamada en el marco de una audiencia en la Corte Suprema de Manhattan, tal y como ha informado el medio Page Six.

Asimismo, la abogada de Olsen, Nancy Chemtob, le ha reconocido a la magistrada, Lori Sattler, lo que han convenido ambas partes: "Sí, su Señoría, eso es correcto, está todo resuelto; hemos estado trabajando muy duro y tenemos un acuerdo".

Mosberg ha prometido enviarle a la jueza el acuerdo para que pueda revisarlo, dado que Sattler no estaba demasiado convencida y les piensa presionar: "Hasta que no vea delante de mí la prueba, os voy a tener entre la espada y la pared. Confío y creo que el acuerdo llegará; sin embargo, voy a seguir manteniendo el control del caso para asegurarme de que se resuelve y puedan divorciarse".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento