Dos juicios políticos, división, ataques infundados, ruptura de acuerdos: ¿es Trump el peor presidente de EE UU?

El presidente saliente de EE UU, Donald Trump, durante un discurso en vídeo emitido tras la aprobación de un 'impeachment' contra él por parte de la Cámara de Representantes.
El presidente saliente de EE UU, Donald Trump, durante un discurso en vídeo emitido tras la aprobación de un 'impeachment' contra él por parte de la Cámara de Representantes.
CASA BLANCA / TWITTER

Si se hiciera un balance sobre la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, saldría muy mal parado. Justo cuando se va a enfrentar a un segundo impeachment, su figura está tocada. Saldrá de la Casa Blanca el 20 de enero dejando tras de sí un rastro de división y decisiones muy cuestionables, como el abandono de la OMS o del Acuerdo de París, dos caminos que su sucesor quiere andar hacia atrás para "recuperar" el país, según el mismo dijo. Pero, con todo, ¿es Donald Trump el peor presidente de EE UU?

"Si ha sido el peor presidente de la historia o no es difícil de decir", avanza a 20minutos el politólogo y analista Daniel Vicente Guisado. "Depende qué entendamos por ser un presidente malo". Y es que no todos tienen la misma visión. "Para una parte significativa del electorado republicano Trump es visto con buenos ojos", cuenta Guisado. 

Ahora bien, Trump "es un presidente con unos índices de aprobación netos (esto es, aprobación - desaprobación) más bajos del último siglo". Jamás ha superado "el 42% de aprobación" después de las primeras semanas de mandato. De forma comparativa podemos apreciar que "solo ha habido dos presidentes con índices de desaprobación más altos: Carter y Truman, y ambos en momentos muy puntuales de sus mandatos".

Además, Trump ha conseguido generar tensiones potentes dentro de su propio partido, llegando hoy día a hablarse de posibles rupturas o impases dentro de la formación. "Durante su mandato no ha habido incursiones en guerras, pero sí un aumento de la polarización y de la conflictividad", explica el experto. "Me gusta ver a Trump no como un actor que ha iniciado un mal, sino como un catalizador de una impugnación del sistema previa", sentencia. Trump ha movilizado la gente del "left behind", "los que se sentían marginados por el sistema".

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles someter al todavía presidente de Estados Unidos a su segundo impeachment, acusándole de "incitación a la violencia" por el asalto al Capitolio y convirtiéndole así en el primer mandatario estadounidense que es sometido dos veces a ese proceso. La aprobación contó con el voto de diez representantes republicanos. En total, salió adelante con 232 votos a favor y 197 en contra. Ahora va al Senado, que votará previsiblemente solo un día antes de la investidura de Biden.

Sobre el asalto al Capitolio, Trump solo suavizó su mensaje cuando tuvo el segundo juicio político encima. "Quiero ser muy claro. Condeno inequívocamente la violencia que vimos la semana pasada, la violencia y el vandalismo no tienen absolutamente ningún lugar en nuestro país, y no tienen lugar en nuestro movimiento", expresó el presidente saliente en un vídeo desde el Despacho Oval publicado en la cuenta de Twitter de la Casa Blanca (sus cuentas personales están bloqueadas). 

"Ante los informes de más manifestaciones, insto a que no debe haber violencia, ni transgresión de la ley, ni vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo represento, y no es lo que Estados Unidos representa", ha expuesto Trump antes de pedir "a todos los estadounidenses" que "ayuden a rebajar tensiones y calmar los ánimos". Además, aseguró que "ningún" seguidor suyo podría estar nunca "a favor de la violencia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento