¿Tiene sentido ahora un 'impeachment' contra Trump? "Le inhabilitaría de por vida y no se podría presentar en 2024"

Una pintada en Washington DC pidiendo la destitución de Donald Trump, el día en que la Cámara de Representantes vota si el presidente saliente será sometido a un nuevo juicio politico.
Una pintada en Washington DC pidiendo la destitución de Donald Trump, el día en que la Cámara de Representantes vota si el presidente saliente será sometido a un nuevo juicio politico.
JUSTIN LANE / EFE

Donald Trump sigue en el foco. Nunca ha dejado de estarlo. El asalto al Capitolio ha abierto un nuevo capítulo en torno a la figura del presidente saliente de Estados Unidos, cuando solo quedan unos días para que deje el cargo de forma definitiva. El 20 de enero Joe Biden tomará posesión en un clima casi irrespirable en todo el país y con un proceso de impeachment sobre la mesa. 

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles someter al todavía presidente de Estados Unidos a su segundo impeachment, convirtiéndole así en el primer mandatario estadounidense que es sometido dos veces a ese proceso. La aprobación contó con el voto de diez representantes republicanos. En total, salió adelante con 232 votos a favor y 197 en contra.

El impeachment es, directamente, un juicio político. Se desarrolla en el Congreso de Estados Unidos, con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente. La Constitución, en este sentido, remarca que el presidente "debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves".

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este miércoles iniciar un proceso de juicio político ('impeachment') contra el presidente, Donald Trump, acusado de "incitación a la insurrección" por su papel en el asalto al Capitolio que llevaron a cabo sus partidarios. (Fuente: House of Representatives / White House / Joe Biden)

Respecto al impeachment cabrían dos tipos de valoraciones", aclara a 20minutos el jurista y politólgo, Edu Bayón. La primera pasa "por la idoneidad de este mecanismo a falta de poco más de una semana para que la sucesión en el poder se haga efectiva". Sin dudas, este último intento por apartar a Trump en el poder "retroalimentará su discurso de mártir al que han intentado usurpar la Presidencia, y aunque esto no se sostenga en términos racionales, funcionará bien emocionalmente entre sus partidarios y buena parte de los votantes republicanos", cuenta. Todo ello en un momento en el que se abrirá cierta pugna interna en el Grand Old Party. 

"La otra cuestión es la jurídica: descartada la aplicación de la 25 enmienda, el impeachment presentado alude a incitación a la insurrección por parte del presidente en funciones", añade Bayón. Aunque el impeachment es un juicio político, y este "puede acabar siendo votado en el Senado tras la toma de posesión de Biden", la principal consecuencia de su aprobación sería la "inhabilitación de por vida, lo cual le dejaría fuera de juego de cara a 2024". 

"El 'impeachment' presentado alude a incitación a la insurrección por parte del presidente en funciones"

"Aquí, a diferencia de la primera consecuencia que apuntaba, entra en consideración el hecho de que si no se aplica, políticamente y a expensas de lo que pudiesen dictar los tribunales", quedarían sin castigo "unos hechos realmente graves que podemos calificar como intento de subvertir el orden constitucional y la sucesión en el poder", sentencia el politólogo.

Otras fuentes consultadas insisten en el apartado del relato. "Lo cierto es que le colocan en una buena posición si no sale adelante, sobre todo porque le sitúa como una víctima" y eso tiene "mucho calado" entre sus votantes. Además, una figura que puede quedar muy tocada en torno a este proceso es la de Mike Pence. El vicepresidente saliente, siempre fiel a Trump, se ha desmarcado de su jefe en las últimas semanas, pero "sin que se notara demasiado".

El objetivo de Pence es "ser un poco equidistante" para calcular si tiene opciones de ser candidato dentro de tres años. "Solo podría serlo y ganar las elecciones si abarca un amplio espectro de votantes, desde los trumpistas más acérrimos hasta los republicanos de toda la vida". De todos modos, para eso queda tiempo y el partido "podrá rearmarse o no, ya sea en torno a Trump o con otro candidato".

¿Y ahora qué?

El siguiente paso (y último) pasa por el Senado. Ahí se tiene que votar ahora el juicio político contra Trump y se necesitan dos tercios de los votos para que salga adelante. El primer impeachment solo contó con la posición favorable de los demócratas, pero eso podría cambiar. Si tiene luz verde, el todavía presidente en funciones quedaría inhabilitado. Está previsto que el Senado decida el próximo día 19, solo 24 horas antes de la investidura de Biden.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento